Todos deberíamos tener a alguien que sea honesto con nosotros

2

Alguna vez has hecho alguna pendejada y nadie te ha dicho nada, pero absolutamente nada, ni siquiera para advertirte de las terribles y fatales consecuencias de tu pendejada.

Bien, creo que a todos nos ha pasado, no una, ni dos veces en la vida, sino muchas, que es obvio que estamos cometiendo un gran error, y nadie, pero absolutamente nadie dice nada, y esto pasa mucho en la etapa de la vida adulta, porque de pequeños, obviamente todos nos dicen que eso que queremos es un error; y se agradece, pero algo extraño pasa, que pasando cierta edad de la vida, sucede lo opuesto y mientras te decían que todo lo que hacías estaba mal o era una equivocación y a veces ni lo era, cuando eres un adulto, esos “sabios” consejos, simplemente cesan y cuando efectivamente estas por cagarla, nadie dice nada, todos son ciegos, mudos y sordos a tus equivocaciones y te dejan por andar la vida cometiendo errores.

Notas Relacionadas

Y no digo que este mal, aunque tampoco digo que este bien, pero por favor, a veces un consejo, una advertencia puede servir de mucho.

Es como cuando andas por la calle con la cremallera abajo, es de sentido común, simple cortesía que alguien te avise. Así mero pasa con las pendejadas, las malas decisiones de juicio y las elecciones equivocadas en la vida, necesitas a alguien que te diga, “wey, no la chingues, la vas a cagar”

Eso se necesita, algo de honestidad y realidad en tu vida, para darte cuenta de las equivocaciones y, aun así, con esa ayuda, con ese panorama uno puede elegir equivocarse, pero sabiendo de antemano las consecuencias.

Tal vez no me haya explicado mucho, pero lo que quiero decir, es como lo que sucede o sucedía en los consejos de guerra, y cuando un general o estratega estaba armando su plan para irse a la guerra, un grupo de sabios consejeros daban su opinión sobre lo que pasaría, las cosas que podrían salir mal y las cosas que podrían salir bien, en aquellos días existía alguien o un grupo de personas de confianza muy honestas, que podían dar su opinión, sin siquiera pedírselas, para entonces la persona que estaba decidiendo, podía tener una mejor visión que incluía las visiones de otras personas; de esa manera se podía hacer un plan más eficaz para ganar y vencer.

Eso es lo yo quería decir, que todos necesitamos a alguien súper honesto, que nos diga su opinión sobre nuestras decisiones, lo que hacemos y decimos sin siquiera pedirle su opinión; todos deberíamos tener a alguien que sea honesto con nosotros siempre y decirnos su visión analítica de lo que estamos haciendo.

Ahora, no digo que le hagamos caso siempre a esa persona, pero tener una visión objetiva de errores y aciertos, puede ayudar a tener un mejor panorama para hacer las cosas.

Por ejemplo, cuando salimos con una persona, deberíamos tener a alguien, que sin miedo debería decirnos que es lo que opina de esa persona, si hacemos mala pareja, si te manipula, o en el caso opuesto, deberíamos tener a alguien que nos diga la verdad.

Porque muchas veces nadie se atreve a ser sincero y entonces terminas con muchos amigos, conocidos y familiares, que entre todos y a tus espaldas dicen cosas como:

La está cagando

Pero lo peor, es que nadie se atreve a ser honesto y decirte en la cara que la estas cagando.

De verdad, estoy convencida que todos deberíamos tener a alguien que sea honesto con nosotros y decirnos esas netas en la cara.

De esas veces que te preguntas, por ejemplo, porque Peña no tiene alguien que le diga la neta del planeta, porque parece que vive en otro mundo, o país; pero si lo piensas a todos nos ha pasado eso, no como a Peña, obvio, pero todos necesitamos alguien que sea brutalmente honesto y nos diga las cosas de frente, para que podamos enfrentar nuestros errores.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More