Fé de erratas: Errores en el blog de Yes

1

La ciencia de retractarse

A lo largo de más de 6 años escribiendo en diferentes publicaciones debo decir con alegría y harta, que errores he tenido pocos, algunas son impresiones que incluyen desconocimiento de causa y otras veces meto la pata, por cierto pinche Wikipedia GRACIAS POR INFORMACIÓN IMPRECISA, también ella tiene errores que te hacen quedar como pendejo cuando buscas el año de lanzamiento de un disco y lo repites; pero bueno, también a veces simplemente la he cagado y he dicho cada cosa, como cuando hable mal de una universidad, pero no era en plan mala onda, era el trending topic del día, también está la vez que me hizo enojar un anuncio de coca-cola y los mensajes insistentes de movistar o la vez que pregunte sin pensar o reflexionar que carajos era 11:11, ya que me explicaron solo pude pensar que pinche pendeja e intolerante pregunta había hecho en el mundo virtual.

Pero ese proceso de cagarla me hizo mejorar, bueno, lo que me hizo mejorar ciertamente fue la vergüenza de haber errado, de haber dicho algo estúpido o de verme intolerante.
Saben que es lo mejor de esta vida, es que siempre puedes corregir algo que dijiste, algo que hiciste o un error que cometiste, ya sea con corrector o con una dé de erratas, que permita aclarar la información y decir, SÍ LA CAGUE PERO ME DI CUENTA Y AHORA ESTOY CORRIGIENDOLO.

Eso es lo bueno de esta vida, todo se puede arreglar, TODO, incluso cuando andas de tarado en internet diciendo cosas que nadie debería decir en la vida, pero cuando veo las estadísticas y veo los errores que he tenido a lo largo de 6 años con más de 8 mil artículos escritos, un libro de 140 hojas y con más de 64 mil palabras, un videoblog con varios capítulos, un podcast con más de 300 capítulos, solo puedo sentirme muy feliz y pensar “chingao, no estoy tan wey como pensaba”

Pensar que nadie se equivoca o que equivocarse esta mal, eso es otro error y el peor, porque los errores nos hacen mejorar, nos hacen aprender, nos hacen más sabios; incluso equivocarse en el amor te hace madurar, te hace saber que quieres y que no quieres, ya si en el proceso te megatraumas es otra cosa, pero los errores nos permiten mejorar la versión de personas que somos.

Lo más chido es ver que cada vez te equivocas menos, que conforme pasa el tiempo tener 10 errores que se contabilizan con 8 mil ideas, equivocarte 10 veces es un porcentaje ínfimo, pero lo más inteligente más allá de sacar porcentajes es entender esos errores, aprender de ellos y nunca más volver a repetirlos.

Que ahora qué hago una fé de erratas de todos los errores del Blog de Yes también tendría que incluir la vez que hice una nota sobre el descenso de Lady Gaga, aunque ya ando confundida, una cosa es una fe de erratas y otra cosa es decir estupideces, son diferente sin embargo de ambas siempre tengo que retractarme.

Una vida de cosas bien hechas no puede opacarse por 10 artículos polémicos y dos correcciones técnicas no son nada para un escritor, columnista y blogger apasionado. No, eso no es nada absolutamente nada de nada. Es más, aquella vez que dije que los Gremlins eran una trilogía, tampoco me pareció el error más grande del mundo, porque juraría que yo vi 3 películas.

Fe de errata: (definición de Wikipedia)
La fe de erratas de un libro o publicación es un método usual de edición posterior a la producción de un libro o documento, en el que los errores que se han detectado en el ejemplar producido son identificados en una página de papel que es insertada en el libro con la corrección que debe hacerse en cada caso.
Una página de fe de errata es por lo general emitida muy poco tiempo después que el texto original fuera publicado.
Es un método usual que se utiliza para “editar” obras muy voluminosas; o sea aquellas en las que el costo de realizar la corrección sería excesivo o el realizar el cambio fuera muy engorroso. Este es un método aceptable mediante el cual se puede editar un escrito o libro.
Es importante notar que la fe de errata sólo debe referirse a pequeños errores en el texto (por ejemplo, errores de escritura, de ortografía o de puntuación). En cambio si se detecta un error importante en la construcción de una oración, o si la construcción es tal que la idea transmitida por la oración es oscura o distorsionada al punto que la misma es confusa o errónea, este error debe ser corregido dentro del libro o documento y no mediante una fe de errata.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More