Odio hablar por teléfono

4

Lo sé, soy una persona muy quejumbrosa y muy especial, de hecho, algunos de mis amigos dicen que soy medio “piqui”, supongo que es la palabra bonita que usan para no hacerme enojar y no decirme “mamona” o “pesada” en lugar de ello, me dicen medio piqui, cuya traducción o significado sería alguien que debes tratar con mucho cuidado, porque puede enojarse u ofender con demasiada facilidad.

Y bien, lo admito, soy muy, muy especial, en ese sentido y la lista de cosas que odio, que me hacen enojar o me indignan es muy larga y la facilidad con que suelo ofenderme con las cosas de esa lista es muy alta.

 

Pero vamos, a mí me enoja y me indigna cuando alguien hace cosas verdaderamente indignantes.

Un buen ejemplo, es cuando alguien no usa su sentido común y viene a mí con preguntas obvias y tontas o me pide mi participación en algo que atente contra el sentido común.
Eso sí me hace enojar, tanto o más, que cuando me quitan el tiempo, oh, vaya que eso también hace que me enoje muy rápido y el enojo me dura por horas.

 

Pero de esa larga lista de cosas que odio y no tolero, entre ellas está una acción simple para los demás, pero que a mí me enfada, me molesta y me parece innecesaria y es, hablar por teléfono.

 

En serio, odio hablar por teléfono, el porqué, mmmm, es alguna cosa ilógica dentro de mi cabeza, pero realmente no me gusta.

Ahora, no es que sea tan rara, que sé que lo soy, pero dentro de las ondas raras y anormales que hago, el odiar hablar por teléfono puede parecer extrema.

Te explicaré por qué odio hablar por teléfono, y en esto se incluyen las conversaciones por celular.

Y yo sé, parte importante de nuestra comunicación hoy en día, es mediante llamadas telefonicas, eso lo sé y lo comprendo y no me molestan las llamadas telefónicas de trabajo, informativas, para tratar un asunto importante, las llamadas familiares, es más hasta las de cumpleaños las acepto, mmm, creo que debería ser específica odio las llamadas telefónicas de amigos o intentos de ligue, y por qué.

 

Pues porque terminan siendo conversaciones muy estúpidas, pocos interesantes y, sobre todo, muy incómodas.

Eso es lo que más odio de estas conversaciones, la incomodidad, los silencios, lo que se dice intentando romper esos silencios, la búsqueda absurda de temas de conversación.

No sé porque alguien querría hablar por teléfono, cuando se puede mandar un mensaje de texto que lo diga todo de manera breve.
En serio, que es tan importante como para hablarse en lugar de escribirse, que maldita sea, ¿qué?

Además, se me hace de gente rara, la insistencia de querer hablar, en serio, qué necesidad hay.

En esto me acuerdo mucho de un ex compañero de la universidad, uno con el cual de repente empezamos a hablar mucho de gadgets por Facebook, hasta que un día lo arruino todo y me habló por teléfono, y pues conteste seca, así como soy, directa, sin conversación boba o paja y como que se enojó porque nunca más me volvió a hablar, ni por teléfono, ni por chat.

No entiendo qué onda con las personas y cómo esperan que una buena conversación escrita, también lo sea por teléfono. A mí de hecho, no me gusta hablar por teléfono y cuando alguien me insiste o me presiona que sería mejor una conversación telefónica me hace sentir cero ganas de volver a tener una conversación con esa persona.

Odio hablar por teléfono y más cuando me presionan por hacerlo y más cuando se puede hacer de forma escrita.

Odio hablar por teléfono.

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More