Dietas hoy en día

0

Y hoy que recibo un mensaje del cosmos para decirme que me ponga a dieta, ya por fin, no debo dejar pasar un día más. O sea, no conformes con que me tenga que ver al espejo y ver toda mi aguades o tener que lidiar con el hecho de que la ropa me quede más justa, ah no, el cosmos comenzó a darme mensajes más directos y activos para que cierre el pico.

Dietas hoy en día
Si todo lo demás no fuese suficiente, hoy entendí que debo dejar de comer como suelo hacerlo, o sea, como vil puerco; que debo confesar, siempre he sabido eso como una bendición y agradezco mucho mi metabolismo, que trague lo que trague, me veo normal, digo, el nivel de comida que ingiero es para unas tallas más arriba y mucho kilos más, sin embargo yo me mantengo en un peso saludable, no me veo flaca, no me veo gorda, el sueño de toda mujer lo he hecho realidad, comer lo que quiera sin tener que sufrirlo; pero entonces mis amigos, mis pretendientes, el cosmos y mi señor padre me recuerdan la eterna pregunta que siempre me agobia, “¿qué pasaría si no comieras como puerco?, R= te verías genial”

Ya sé, quien me dice eso debería mandarlo directo a la fregada y únicamente lo hace porque le importa tanto mi imagen, que cree que debe recordarme que debo mantener la línea, pero en ese proceso de mandar a esa persona al diablo, me quedo pensando en ese “te vería genial”, que bueno, de alguna manera es cierto, no es un invento loco de un psicótico narcisista, realmente cuando alguien baja sus porcentajes de grasa se ve bien, pero entonces me acuerdo que lo que importa es lo de adentro, que hay grasita estratégica y que quien me quiera querer lo haga por lo que soy, por como pienso y no por como luzco, pero entonces de nuevo escucho esa voz necia que me dice “te verías genial”; y así me la paso en plan bipolar, una lucha interminable entre comer normal y comer todo aquello delicioso.

Pero hoy hablo el universo, el cosmos o alguien me mandó un mensaje muy directo: NO COMAS, así fue como me quede sin desayunar, mientras todos lo hacían, mi plato simplemente nunca salió de la cocina, claro, después de esperar 45 minutos me harte, me pare y me fui, supongo que más claro que eso no existe nada, además, ya había desayunado algo ligero y había comido fruta, supongo entonces que el universo sabía que no moriría de hambre.

Así que para que llegue a mi peso ideal y me deshaga de esos 5 kilos extras, que dicen muchos que 5 kilos no son nada, pero para mí significan todas esas cosas que si me gustan comer, entonces pasa que cada que quiero comer algo rico, este no debería llegar a mi plato, aunque lo pida, lo ordene y lo pague, simplemente no deberían ponérmelo enfrente, así no dependiera de mí y mi nula feraz de voluntad y más bien todo el universo complotea o actúa a mi favor, según se quiera ver, es más, debería patentar esta dieta, que es más efectiva que weightwatchers y creo que con mejores resultados.

Haberlo sabido antes, todo sea por bajar de peso y cumplir la norma de lo estético que muchas nos obliga a seguir todo tipo de estrategias locas como usar imanes, tomar gotitas de elixires maravillosos, ir a masajes de lonjas, comprar pastillas, tomas muchos jugos o hasta seguir las dietas que les han funcionado a nuestros conocidos, todo para medio seguir esos regímenes alimenticios de lunes a miércoles, para después ni siquiera acordarte y cuando ya te arrepentiste de todo lo que comiste recurres a esos remedios para bajar de peso, hacemos todo lo que está en nuestras manos para bajar de peso, todo menos comer saludable y hacer ejercicio, obvio es momento de reírnos, jajajajaja.

Yo también me incluyo en esas personas que tienen cero disciplina alimenticia y cada que me encuentro con algo rico, delicioso, irresistible y calórico, pues obvióm atraganto como puerco sin siquiera pensarlo, primero como, disfruto y luego le arrepiento, como todos en este mundo, eso sí, en vez de recurrir a pastillas que me fastidian los riñones o el hígado, yo opte por lo natural, hacer ejercicio y eventualmente fastidiarme las articulaciones, pero que quieren, en esta vida nada es perfecto, nada y todo engorda.

Pero el cosmos hoy me mando una solución, no me va a mandar el plato del brunch, supongo que va a pasar lo mismo con la merienda que como antes de la cena, jajajajajaja.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More