Home Amor y Sexualidad ¿Me das tu número de celular?

¿Me das tu número de celular?

1

Si claro te voy a dar mi número telefónico, sí, sobre todo a ti Facebook para que hagas de dominio público un dato muy personal y antes de que me dé cuenta todo mundo me esté hablando para acosarme o molestarme por culpa de mis comentarios e ideas ultra radicales, si claro que sí, es más por el puro de gusto de que un desconocido potencialmente homicida o loco tenga acceso a mi número telefónico se me hace muy buena idea proporcionar estos datos a tu inmensa base de datos. SARCASMO OFF por cierto.

A ver, si algo aprendí en este jodido mundo es que a nadie le debo dar mi teléfono celular, ni con la mentada excusa de mandarme whats, NEL, ya no le doy a nadie mi número al principio y bajo la falsa idea de que sería más popular o estaría más conectada con el mundo ante la pregunta ¿me das tu cel? Obvio yo decía que sí indiscriminadamente y daba mi número verdadero, sobre todo porque antes nadie me lo pedía y yo súper contenta de que alguien deseara comunicarse conmigo nuevamente, a huevo alguien quiere platicar conmigo más tiempo, a huevo todas esas horas cultivando mi mente y mi humor funcionaron y ahora las personas quieren ser mis amigas, a huevo hasta los hombres quieren mi fon, sí, ahora soy una chica popular y sexy.

En todo ese regocijo en base a una falsa ilusión que me hice de adolescente de que entre más teléfonos tenga guardados en la agenda más popular y mejor sería, llego el día, el buen día en el que el patito feo se convirtió en un cisne y todos querían su celular, lo que yo no sabía en ese momento es que no sería buena idea tener contacto con gente con la que ni siquiera tengo nada en común y MÁS no es mejor.

Ahora comprendo esa práctica extraña de inventar tu número, a mí eso se me hacía una vil grosería sobre todo cuando nadie me lo solicitaba a mi, yo decía bueno en vez de mentir mejor que diga que no lo quiere dar y en ese momento me imaginaba yo toda realizada dando mi celular a un exótico desconocido, el pedo es que después y por más que intentas dejar en tu agenda a gente cuerda, te das cuenta que sin importar que hayan pasado muchos años la misma pinche gente loca sigue mandándote mensajes sobre “como están esas piernotas y si serías tan amable de darle una oportunidad a ese desconocido random para salir contigo”, LOL.

El principal problema de darle tu teléfono celular a cualquiera es que no sabes que tan loco o loca esta y no tienes idea de si te va a acosar con llamadas, mensajes y buzones a media noche o durante el trabajo; ya a estas alturas creo que es mejor no darle a nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE tu número telefónico, lo mejor es cambiarlo comenzar de cero y no darle a nadie el número ni a tus papás, para que no te acosen con traer leche de regreso, y obviamente sea un número privado, digo, puede ser no.

Eso o hacerte a la idea de no tener vida social, aunque ahora con redes sociales y smartphones le pones Skype al cel, te logeas eternamente en Facebook o twitter y quien quiera localizarte puede hacerlo en tiempo real y con la ventaja de que lo puedes bloquear si se pone algo intenso a diferencia de que no se puede bloquear una llamada en particular, en todo caso y para efectos practicas identificar ese teléfono como “no contestar”.

Pero pensando en el lado opuesto, si se siente gacho que cuando pides el fon a alguien no te lo de, pero últimamente eso no me ha pasado a mi, a huevo, ya todos me dan su número real, creo que el éxito está en saber cuándo insistir y cuando no.

Veamos pedir el número celular de alguien es fácil, solo lo pides, pero tienes que hacerlo después de que hubo cierta empatía, risas y la otra persona te sigue la corriente lo cual se ve en su tono de voz y en su lenguaje corporal, tú sabes si estás haciendo el ridículo o vas camino al éxito.

Ahora las claves se centran en que harás cuando tienes el teléfono de esa persona, hay algunos locos que dicen que te esperes al tercer día pero eso francamente salió de las series gringas, no creo que exista un momento ideal, tu sabes y tu intuyes cuando es momento de llamarle a esa persona, incluso dos minutos de que la viste, todo depende del click que hicieron y seguir tu intuición.

Ahora que si te contesta otra persona o te dice número equivocado te engaño la intuición y también pasa mucho que después de ese primer click o flechazo la gente es medio extraña y puede ser que se le haya pasado la euforia o solo era algo de un momento y la verdad ya no quiera saber nada de ti,  y si así pasa mejor borra el contacto de tu cel eso hago yo, pa que quieres el número de alguien que te rechazo, solo es un recordatorio de un fracaso, y todo eso se siente con el tono de voz de la otra persona y ya si no te contesta los mensajes o ni se le ocurre contestarte el fon, DEJA DE INSISTIR EN EL SEGUNDO MENSAJE O LLAMADA ese es tú limite y uno muy delgado que separa la dignidad humana de ser un completo idiota.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here