Clase de 7

5

Ah, nada más bonito en la vida de todo universitario, preparatoriano o estudiante de cualquier tipo que tener una clase para madrugar, para despertar con ánimos a las 5:30 para bañarte, desayunar, tomar el pesero o metro para llegar puntual a tu clase de 7 am, sarcasmo off por cierto. Supongo que hay que estar medio narcotizado o ser mega ñoño para disfrutar de esas clases, cuando tu cerebro todavía ni siquiera se prende y ya llevas 3 cafecitos y sigue sin poder iniciar apropiadamente.

Igual y las cosas serían más fácil si uno se durmiera a las 10 de la noche, pero vamos, ya ni los niños se duermen a esa hora, ya parece que lo vamos a hacer los adultos; si lo mejor de la vida comienza en el horario adulto, después de que se mandan a dormir a los niños.
Lo mejor de esta vida resulta que sucede en la noche, y pues entonces es normal desvelarse, lo que es anti natural es pararse tempranísimo para llegar a tomar una clase de merca, corrijo, a esa hora ninguna clase es apropiada y más bien los horarios escolares deberían comenzar a las 10:30.

Se imaginan si los horarios de estudio fueran de 10:30am a 4pm más o menos, la vida sería perfecta y tendrías tiempo para hacer cosas en la tarde y el tiempo necesario para despertarte fresco como lechuga.

Pero yo que puedo decir, yo era mega ñoña, así mega ñoña que sin importar que pasara yo estaba al 5 para las 7 en la universidad, en la prepa, en la secu o en la primaria. Aquellos años en los que desde chiquita, yo me iba solita a la escuela; pero esos eran otros años, otros tiempos y para no llegar tarde por culpa de mi hermano, decidía irme sola antes, pero obvio mis escuelas estaban casi, casi en la esquina así que no había bronca.

Una mala costumbre que me acompaño hasta la universidad y me acuerdo como yo hacía lo imposible realidad para estar en punto de las 7 o antes preferentemente todos los días, lloviera, temblara o pasara lo que pasara, es más, si el metro se retrasaba o se quedaba parado, yo con tal de no llegar tarde a mi alma mater salía y tomaba taxi de 40 pesos para llegar a tomar lista y por respeto a mis maestros, una ética ñoña tan arraigada que me valía gorro eso de quedarme sin presupuesto para otras cosas como las copias. Yo tenía que llegar temprano a la universidad, ya sabes, por eso de las faltas, por eso de perderme apuntes súper importantes del examen, no presentar mis tareas y no escuchar información muy importante para mi futura vida profesional, lo sé, era muy ingenua y en esos años creía que la universidad formaba mentes.

El pedo es que nadie más que yo lo hacía y todos mis compañeros de clase iban llegando a las 8:15 cuando llegaban temprano, se los juro. En el salón de clases a las 7 am solo éramos el maestro y yo, ah obvio el maestro por respeto a mis compañeros, tomaba lista cuando todos estaban presentes en el salón, ah y para no tener que repetir nada, esperaba a que todos llegaran entonces me decían ponte a estudiar, LOL.

Sin embargo nunca aprendí y yo seguía llegando temprano sin importar nada, lo que es ser ñoño, comprometido y bien tarado.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More