Me encanta que me bateen

4

¡Dios, si alguien en este mundo disfruta el cruel dolor y la humillación del desprecio soy yo!, Me encanta que me bateen
Esa sensación de rechazo, esa mirada en la otra persona de soberbia y poder con actitudes altivas combinadas con un poco de condescendencia, son tan exquisitas y adictivas que yo haría cualquier cosa para que me bateen todos los días, es más, cada minuto de mi insulsa y simple vida.

A todos nos gusta el rechazo o ¿acaso soy solo yo?

Notas Relacionadas

Despertar a alguien

La cultura valemadrista

El hijo favorito

Espero que no me estén viendo

JA estoy siendo irónica por si no lo notaste, sé que estoy loca pero no es para tanto. Al igual que tú y los demás, sufro en silencio con desdén y con cierto cinismo los rechazos amorosos, sociales y personales de otro ser humano.

Quien en su sano juicio podría disfrutar del cruel y tormentoso rechazo, que destroza el ego, mmmm, ego no, destroza nuestra confianza en nosotros mismos, nuestra autoestima y nos sumerge en la miseria haciéndonos sentir infrahumanos (hablando en un concepto literal y no metafórico). Bueno tanto así no es, no es cómo si se acabara el mundo y redujeran nuestra existencia a cenizas, de hecho, el rechazo es parte vital de nuestro crecimiento y sobre todo una parte importante en nuestro desarrollo personal; pero que tanto aceptamos el rechazo y que tanto tengamos que soportar su frecuencia, es otro boleto.

Seguramente quienes nos enfrentamos frecuentemente a este tipo de fracaso social, aprendemos con cierto skill a caer de pie como gatos teniendo el menor número de heridas posibles, pues ya que lidiamos constantemente con este tipo de inconvenientes desarrollamos cierta inmunidad, JAJAJAJA otra vez estoy diciendo patrañas a todos nos duele igual de cañón en cada momento de la vida, obvio, nadie gusta de que lo bateen, aunque lo bateen bien seguido como a mí; claro, seguramente quien lo sufre una vez cada década lo sentirá como el peor de los fracasos y para los demás mortales de apariencia “aceptable” lidiar con ellos será mucho más fácil. JA.

No estoy tan loca, ni soy tan masoquista como para disfrutar cuando alguien me dice “Ay que linda pero acabo de terminar una relación” o el clásico “No estoy buscando algo serio” o el muy dicho “no me acoses”, ah, creo que ahí solo soy yo siendo víctima de mi trastorno obsesivo compulsivo enfocando en una persona.

Pero saben que es lo peor de ser rechazado, ser rechazado por alguien que ni te importa y que ni te gusta.

Sí eso es lo peor del mundo, cuando alguien que no te gusta, que para nada te mueve el tapete te haga esa cara pedante que se podría traducir fácilmente en “ni drogado estaría contigo”. Es espantoso cuando te dicen que no, y sobre todo cuando esa persona no te gusta, ni te importa, te caga la madre y ni es de tu género sexual. Ósea sí, me bateo una vieja súper mamila y pedante el otro día. Lo sé, es increíblemente estúpido que me haya bateado una vieja creída, sí la tipa esta buenísima, pero en primera porque me batea si a mí ni me gusta y en segunda porque carajo me molesto tanto la bateada.

Ok, me gustan mucho los hombres y bastante tengo cuando ellos me mandan a volar como para que esta barbie morena me haga esa cara de “lárgate freak” y me mire con asco, ok, porque hacen eso las personas que te batean, porque no pueden ser polite, buena onda y hasta políticamente correctas para decirte con sutileza y sobre todo gentilmente no me gustas. Pero eso me saco yo por andarle haciendo caso a Andrés.

Verán, hace poquito Andrés me pidió ayuda para saber si la “barbie morena” estaba interesada en él, lo que yo hice para saber si ella estaba interesada en él; en su momento me pareció simplemente brillante, pues sí, soy reportera y mi oficio es investigar así que recurrí a la fuente y le pregunte:

Yo: ¿Cómo te llamas?
Barbie morena: Fulanita Perez
Yo: le gustas a mi amigo
Barbie morena: ¡QUÉ! (Cara de desprecio y sorpresa)
Este aaaaaa
Yo: ¡ay gracias!
Yo: Andrés le cagas la madre, y me hiciste pasar vergüenzas.

Toda esta escena además de provocarme un bateo mental demostró y evidenciando mis inexistentes habilidades sociales para tratar a hombres y mujeres. Lo único que aprendí es que me caga el rechazo viniendo de quien sea y que soy una tarada sociópata que no sabe y que no conoce los protocolos sociales de interacción con los demás.

Moraleja, ser un ermitaño tiene sus ventajas y privilegios sociales. Pa que le intento convivir con los demás si ya sé que no puedo y no debo.

Pensando y pensando en esto de los rechazos, tengo que reconocer que he bateado a personas solo por su apariencia, no solo me han bateado, digamos que el karma se ha equilibrado y la balanza esta a mi favor. ¿Eso no me convierte en un monstruo o sí? No es que haga justicia y equilibre yo las cosas, simplemente sucedió y no entiendo porque juzgarme ahora a mí, es más ya no juzgo a los que me rechazaron antes, tenían buenas razones aunque solo hayan tenido que ver con la apariencia.

Me pregunto porque todos me miran con esa cara, ¿será que no están en mi posición?, ¿será que si estuvieran con una persona que definitivamente no les late nada en el aspecto físico accederían a una relación de no mirar o más bien mirar a otro lado? O tomarían la misma decisión fría, tajante pero saludable de decirle a la otra persona “no me gustas”. A mí me paso muchas veces, podría decir sin exagerar cientos de veces y a la fecha sigo escuchándolo, y aquí sigo, no se acabo el mundo, no sé acabo. Yo también sufro rechazos por no tener la apariencia correcta, no justifico mis actos actuales pero me hacen sopesar mis experiencias anteriores y comprender que los demás no eran tan fríos, superficiales y malvados como los concebía antes. Todo es susceptible a ser medido por sus atenuantes. Muchos dicen que lo que importa es la belleza interior y los sentimientos de las personas, pero es muy fácil decirlo cuando se es un espectador y no un actor, creo que la belleza física importa, no debería ser el aspecto prioritario en una relación pero tampoco es secundario, es un justo equilibrio entre las partes para formar un todo armonioso.

Todos sufriremos del rechazo, a todos nos van a batear, creo que el chiste esta en sobrevivir a ellos y lo más importante es aprender con maestría a evitarlos para decirle en su cara FUCK YOU.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More