La Diferencia entre Mamila y Fresa

Doubtful Woman holding Question Mark
4

Hoy, en una de mis tantas reflexiones sobre la vida me puse a analizar las sutiles pero rotundas diferencias que existen en torno a las personas “Mamilas” y las “Fresas” sí, existen y son tan claras como el agua.

Y no es, que por exceso de tiempo y ocio me haya puesto a analizar absurdos y triviales conceptos sociales, sino, más bien la necesidad de llenar vacios urbanos que generan las tribus sociales de hoy en día. Pero se podría decir que los fresas y los mamilas son subculturas urbanas de nuestro querido DF. Yo creo que sí.

No entiendo en qué momento sucedió pero de repente todo mundo tenía que estar clasificado y etiquetado en determinado género. No importaba si eres ñoño/geek/cerebrito, deportista, workaholic, antisocial, dark, emo, punketo, etc, todos tenían una etiqueta en la frente que los encasilla en cierto estándar. Lo más gracioso es que tampoco importaba el hecho de que pertenecieras a dicha ideología, simplemente con el hecho de lucir como el estereotipo ayudaba a que todos te clasificaran de dicha manera. Mal ó bien todos lo hacemos, pero basta ya de subjetivos y divagaciones sobre las etiquetas sociales, lo de hoy son los mamilas y los fresas.

¿Es posible que sean diferentes?, cuando todos usamos como sinónimos FRESA = MAMILA, podrá ser. Cada que estamos ante la presencia de un espécimen que tiene la autoestima en cielo, los pies fuera de la tierra y trata a los demás como si fuéramos estúpidos con una tonta condescendencia decimos por igual “AH, que mamila este tipo” ó “Esta fresita se cree mucho”.

Veamos pues que nos dice el internet en su vasta y amplia sabiduría, consultemos a los grandes conocedores Google y Wikipedia para sacar conclusiones vagas.

Los Mamilas tienen una necesidad extrema por demostrar o aparentar su estatus elevado, ósea pura pose, simulando distinción y elegancia bajo estrictos códigos de altanería (dirían por ahí tienen aires de grandeza, superioridad y arrogancia). En pocas palabras los mamilas se creen mucho. Es gracioso como en México tenemos muchas jergas chistosas, para referirnos a ciertas cosas.
Se les puede encontrar en antros, restaurantes, cines, fiestas, gimnasios, etc. Cualquier lugar de índole social y que esté de moda es susceptible para ser un nicho de mamilas.

Ahora vamos con los fresitas.
La Wikipedia nos dice Fresa es un adjetivo utilizado en México3 para referirse a un estereotipo cultural, usualmente de jóvenes de clase alta y media alta de economía solvente y con estudios universitarios y de postgrado.
El término fresa, nació en la década de 1960 para definir a los adolescentes de mentalidad conservadora, de gran apego a las tradicionales familiares. En la década de 1980 el significado cambió para describir el estilo de vida de los jóvenes adinerados.”

Pa ilustrar mejor el punto los fresas son esos chavitos que van a escuelas súper picudas, son mega fashionistas, no tienen nada en el cerebro, dicen pura estupidez y son muy caprichosos. Y los mamilas creen que nadie absolutamente nadie en el mundo merece su increíble y brillante existencia en consecuencia actúan como idiotas.

Digamos que la diferencia principal entre fresa y mamila tiene relación directa con el coeficiente intelectual, nivel de sociabilidad y estatus quo. Es cierto, hay que reconocerlo los mamilas son más listos que los fresas, pero les falta el alto nivel de sociabilidad de los fresitas. Además siempre intervienen factores como el nivel sociocultural.

En pocas palabras Mamila=Mamón, Fresa=Junior.

En general no tengo nada contra ellos (fresas, mamilas) de hecho muchos de mis colegas de ocio, pertenecen a alguno de estos campos. Tampoco los critico, solo me burlo un poquito de ellos pero es con buena intención, entrenarlos.

Bueno, todos tenemos un poquito de fresa, mamila, naco y mamón. En otro día hablaremos de los nacos y las nacadas.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More