Intente decírtelo, pero no me creíste, soy genial

Yesica Flores
2

Solo necesitas conocerme para comprobarlo y descubrir que mi advertencia era 100% legitima y una vez conoces a alguien como yo, simplemente cambia tu forma de pensar y ver la vida de maneras infinitas, ok, ok, ok, puede ser que exagere un poco, pero cuando alguien me permite conocerle le enseño que hay diferentes formas de ver el mundo; para abrir los ojos y ver el mundo de otra perspectiva, para pensar que todo es posible, para sentir con el corazón y no con los sentidos, ok, ok, ok, te suena a choro pendejo de internet, pero solo me toma unos minutos demostrarte que es posible.

¿Te animas?, ¿me permites demostrarte que hay diferentes formas de ver el mundo?, ¿me permites enseñarte como veo el mundo yo?, ¿me permites ser parte de tu vida?, ¿te atreves?

Si lo haces, déjame decirte que es genial, que yo soy genial, que el mundo puede ser genial y no es que yo sea incrédula o presumida y te quiera vender un curso de coaching, no, yo hago eso gratis, porque soy genial, no realmente lo hago porque creo que es la única forma de vivir.
Porque esta ha sido la forma en la que he vivido la vida y no conozco otra.

Antes me llamaban rara por pensar diferente, antes era un estigma que me perseguía pensar de forma extraña y actuar en consecuencia de ello; hoy ser diferente ha sido la característica más distintiva de mí, lo que yo llamaría “mi genialidad”. No es falta de modestia, no es que sea presumida, es que simplemente yo soy genial, por muchas cosas que me hacen edición limitada.

Una extraña combinación de ideas, personalidad y extravagancia me convierten en alguien muy fuera de lo común, alguien que vale la pena conocerse. Ok, ser arrogante le quita puntos a eso de ser genial, pero realmente no me considero arrogante o presumida, pero si me parece interesante decirle a todas las personas que acabo de conocer, que yo soy genial, obvio, nadie me cree inmediatamente, me tiran de a loca, pero les toma poco tiempo descubrir que estaba diciendo la verdad, que acaban de conocer a alguien simplemente único, por otro lado, tampoco ando diciendo otras cosas como soy muy inteligente y bla, bla, bla, solo digo que soy genial, ya decir lo demás, eso sí es exagerar.

Y nadie me cree, ¿acaso me veo tan normal como para que duden de mí?, ¿o acaso será que la genialidad es algo que ya se extinguió?, o será que damos por hecho que todos nos mienten.

Aunque también entiendo que uno no anda por la vida diciendo lo genial que es, eso se descubre, esa es una valoración de una tercera persona, eso se vive, pero es bueno dar una pequeña advertencia de lo que están a punto de vivir; además avisando a las personas que acabas de conocer que es muy probable que vivan emociones y experiencias al límite, locas e increíbles, es probable que se preparen para experimentar una nueva forma de vivir y nunca más puedan abandonarla.

Otro detalle curioso que nadie puede olvidar al conocerme y formar parte de mi vida, es que yo tengo un detalle muy particular, tengo un blog, el blog no es lo que me hace genial, no, esas son mis ideas, pero al tener un blog todo lo que vivo, todo lo que me pasa, todas las historias que me conmueven, todo aquello que vale la pena decirse, obviamente termina plasmado en ese lugar. No es que yo coleccione historias, sino más bien las documento, soy cronista de la vida.
Vivo esas experiencias y las hago parte de mí y quedan al alcance de todos; por lo que creo que mi genialidad realmente no proviene de mí, sino de todas esas personas que alguna vez conocí, conozco y conoceré de las cuales aprendo. Mi genialidad proviene de saber escuchar y aprender de todas esas personas que tocan mi corazón y yo soy feliz de que me lo permitan, de que me permitas conocerte, de poder aprender de ti.

Esa para mi es la genialidad, escuchar a todos, para descubrir a las personas más interesantes y complejas del planeta, admirarlas y aprender de ellas.

Así que todos después de conocerme concuerdan con lo mismo, soy genial y con una cara de escepticismo me lo dicen, “tenías razón, eres increíble”, que por cierto, no lo dicen con sarcasmo, ok, si eso estabas pensando; solo tienes que conocer a alguien genial y descubrir en un momento que su loca y estúpida advertencia era real, sin embargo a mí se me hace divertido avisarles a las personas, no sé, se me hace divertido, porque nunca nadie me cree, porque nadie puede creer que yo no diga mentiras. Pues créanlo, acaban de conocer a la persona más estúpidamente honesta que hayan conocido alguna vez en la vida y además es genial.

No es que yo te pueda decir que es lo que me hace diferente y única, que si tuviera que hacerlo te diría que la razón es que soy diferente en cada aspecto, simplemente soy rara, simplemente no funciono de manera normal; pero nadie me cree. Eso es lo que me causa tanta curiosidad, bueno, también debería ser medio raro que alguien te diga cuando lo conoces “oye, soy increíble”, sí, eso es de gente rara, extraña, además dice el dicho “dime de que presumes y te dire de que careces” por ello algunos creen que soy arrogante o presuntuosa cuando digo eso, pero me toma muy poco tiempo enseñarles a las personas que es verdad lo que estoy diciendo.

Siempre que conozco a alguien le digo que soy genial, pero la gente nunca presta atención a mis palabras o siempre creen que estoy exagerando. Supongo que tantas personas vendiendo eso, hacen poco creíble encontrarte con alguien genial. Pero oigan, de verdad soy genial y solo hace falta conocerme un par de horas para descubrirlo.

Y cuando me dicen “eres genial”, solo puedo contestar intente decírtelo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More