Debería haber un lugar especial en el infierno para estas personas del tipo bipolar, que un día se despiertan queriendo ser tu amigo, pero conforme pasa el día cambian el switch al modo, “no, la verdad, no me interesa tanto”.

Yo sé, las relaciones interpersonales son complicadísimas, e incluso las amistades largas y de muchos años, pueden terminar sin previo aviso, sobre todo cuando se erosionan y no se procuran; así que imagínate lo que sucede con las personas que conoces y las amistades que se generan con estas personas, seguro están destinadas al fracaso justo cuando comienzan.

Además, una amistad requiere trabajo, esfuerzo y compromiso, y en la actualidad nada de eso se hace, así como no van a estar destinadas a fracasar esas relaciones; además, si encima se agrega que no eres monedita de oro para caerle bien a todos, y que seguramente no tienes “angel” para hacer amistades nuevas, entonces, muy probablemente descubras y pronto que no eres del tipo de persona popular, agregando a esto que las personas a las cuales puedes llamar amigos, verdaderos amigos, son tan pocas que terminan sobrándote los dedos de una mano al contarlos.

Es un hecho, hay que entenderlo y de las relaciones que se hacen todos los días son muy pocas las personas a los cuales puedes llamar amigos, los demás son conocidos con los cuales interactúas a lo largo del día. En verdad, no lo olvides nunca.

Eso hace que sea muy emocionante conocer a una persona que tiene mucho potencial para ser tu amigo, sobre todo esas personas que se acercan a ti, por tu atractivo natural y tu magnético imán que los atrae, para iniciar una increíble conversación larga, divertida e interesante, para descubrir por casualidad de la vida que el cosmos te ha enviado un nuevo amigo, que nunca pediste, pero recibirlo te cae muy bien.

Lamentablemente, algo sucede, algo no cuaja, las emociones cambian y esa persona con la cual aparentemente te llevabas muy bien, de repente, igual que como llego así de rápido se va, te ignora, ignora tus mensajes y a pesar de tu insistencia, hace lo imposible para que comprendas el mensaje: ¡esfúmate!

Supongo que al buen entendedor pocas palabras, y si te ignoran con evasivas, mejor cáptalo rápido.

Cuando una persona que acabas de conocer, con la cual tuviste una buena conversación que te dejo con ganas de más, al día siguiente te ignora, tienes que aceptarlo te cayó bien pero tú le caíste fatal, tanto que hará lo posible por evitarte y que rápidamente comprendas el mensaje y dejes de insistir porque eso nunca va a pasar.

En esos momentos te preguntas si tienes lepra, piojos, mala vibra, hueles mal, te apesta el sope, tienes mal aliento, tal vez una maldición gitana que hizo que la otra persona se alejará de ti, buscas en todos lados la respuesta a ¿qué paso?, ¿por qué no quiere ser mi amigo?, cuando la verdad es que tú simplemente no le caíste bien.

Hay que entenderlo y saber que no todos disfrutarán de tu personalidad, tus ocurrencias o tu humor negro, simplemente hay que aceptarlo y por dignidad propia, dejar de insistir con esas personas, que no quieren nada de ti.

A veces es mejor estas sin “amigos”, o tener muy pocos los cuale que vale la pena cuidar, antes que desgastarse buscando nuevas relaciones con personas que no tienen el menor intereses de escucharte o saber que tienes que decir.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here