Calificando la apariencia de las personas

3

Esta extraña y loca necesidad de calificar a las personas de acuerdo a su apariencia comenzó en Gringolandia, pues dónde más, aquí en México, es más yo creo que en toda América Latina, no se ponen números a las personas de acuerdo a su apariencia, todo se resume a si le das o no le das.

Calificando la apariencia de las personas

Notas Relacionadas

Malinterpretando palabras

Los aromas te llevan al pasado

Estoy ciega como Juan Topo

Aquí en nuestro país en vez de decir esa chica es 10 o 8, los hombres mexicanos reducen las probabilidades a si le dan o no le dan y ¿qué es darle o no darle?, bueno, se refieren a si se la tiran o no se la tiran, ok, a si tienen sexo con ella o no, yo no más repito lo que se dice, no estoy tampoco a favor de ese sistema pero así es, en vez de ponerse exigentes con la apariencia evaluando todo tipo de factores como lo sensual, atractiva, bien formada, curvilínea o lo bonito de su rostro las cosas se resumen a si se tendría un encuentro sexual con una persona.

Tal vez los gringos sean más polite y eso de calificar a las personas, sea de alguna forma más práctica y simple, y cuando describes a alguien para tus amigos o conocidos en lugar de echarte todo un choro mareador sobre diferentes atributos dices esta 6 o esta 9.

Pero me sigue resultando muy inquietante resumir o reducir a una persona solo por su apariencia, olvidando otros detalles insignificantes, que hacen la diferencia, como su forma de pensar o su personalidad. Tal vez debería también calificarse la personalidad entonces sumarla a la calificación física y sacar un promedio, en lugar de solo ver que tan atractiva o sexy es una persona, mejor evalúas que tanto te conviene.

Lo malo es que el sistema ya existe y solo que apegarnos, entonces es interesante saber que calificación tenemos, todo se resume a eso, y es que un #8 no puede hablarle a un #10, no sé por qué pero no puedes intentar establecer alguna relación con números superior. Pues saben que, al diablo el sistema cuando me encuentre un #10 le voy a sonreír y hacer ojitos, aunque yo sea un #7 me vale gorro, tengo algo de personalidad.

Y para saber tu número no es buena idea que tu lo asignes, naaaaaaaaa, normalmente uno se sube dos puntos, si estas interesado sobre la irrelevante calificación de tu apariencia mejor pregúntasela al más ogt de tus amigos, seguramente te dirá la verdad, la cruel y cruda verdad.

Rayos a quien engaño, la mayoría de las veces me siento de esta manera, digo, a quien engaño hay que ser realistas.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More