Bloquear a alguien de la oficina, ¿Cuándo se puede hacer y cuando no?

0

Bloquear a una persona en una red social debería ser una decisión personal sin muchas repercusiones, más que tal vez herir el ego de una persona, pero, cuando se habla de bloquear a alguien de la oficina, esta simple decisión tiene mayores repercusiones y hasta severas consecuencias.

Las redes sociales de una persona, el cómo las maneja, como las gestiona, a quien acepta como amigo, a quien quiere eliminar o hasta bloquear, en teoría debería ser algo meramente personal y sin importar que sean decisiones basadas en razonamientos o hasta se vale, emociones, el cómo se manejan ya no es algo de una persona ya que en la práctica vemos que decisiones tan simples o hasta superficiales como hacer un click para que alguien pueda o no ver nuestra actividad digital termina siendo algo que debería pensarse mucho.

Pero, ¿por qué nos tomamos tan en serio lo que sucede en el ambiente digital?, porqué importa tanto quien es tu amigo, a quien aceptaste, a quien no, a quien se eliminó, ¿por qué?

Notas Relacionadas

Creo que las respuestas a esas preguntas tienen que ver con la importancia de nuestra vida digital, y no solo es por las cosas que compartimos, sino lo que ahora representa una red social siendo la mayor forma de contacto o interacción con una persona; además, los chats, extensiones de estas redes, pueden permitir a alguien estar en contacto o no con una persona, eso hace que el peso que tienen estas herramientas digitales sea tal, que bloquear a alguien puede convertirse en un problema.

Definitivamente bloquear a alguien es algo personal, sin embargo, nuestra vida familiar, amistosa y hasta profesional puede verse afectada por algo que es una decisión propia y particular de alguien, digo, si quieres bloquear a alguien sin importar si es tu mamá, tu jefe en la oficina o el bully de la cuadra, en teoría deberías poder hacerlo, es solo un bloqueo digital, ni que fuera una orden de restricción para que esa persona no te vea nunca; pero hacer eso puede traer problemas.

Por eso hay que pensar, considerar y evaluar cuando se puede bloquear a alguien de la oficina y cuando es mejor no hacerlo.

Casos en los que si puedes bloquear a alguien de la oficina

  • Cuando te está acosando
  • Cuando te envía mensajes molestos, insultos o cosas degradantes
  • Cuando te manda mensajes obscenos o de acoso sexual
  • Cuando te proponen cosas ilegales que te pueden meter en problemas

Ahora, lo que debes saber es que, si alguien te está acosando a un punto en el que consideras bloquear a esa persona de la oficina, también deberías hacer una denuncia en Recursos Humanos sobre lo que está pasando, para parar el acoso y manejar este conflicto de la mejor forma posible.

Casos en los que no puedes bloquear a alguien de la oficina

  • Solo porque te cae mal
  • Solo porque te manda memes groseros o videos que no te gustan
  • Solo porque te manda cadenas
  • Solo porque siempre está hablando de chismes

Finalmente, si alguien solo te cae mal, es irritante o usa el chat para tonterías, eso no aplica para bloquear a alguien.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More