Amo a mi perro

1

Y mucho, un cariño y fraternidad que solo se puede desarrollar con un canino, algo así como una especie de hermandad, cariño, cuidados que solo hemos desarrollado con esta especie. Justamente dirían los de Animal Planet que todo eso fue una conspiración canina en la que ellos decidieron adoptarnos como sus mascotas y no al revés. Sea lo que sea, por mi perro haría cualquier cosa, lo que ella quiera hacer yo se lo festejare aunque eso implique muchísimas travesuras y la destrucción total o parcial de mi casa.

Digo, yo también lo acepto y soy de esas personas que cuando al perro se le ocurrió redecorar la casa, rompiendo algo o arañándolo en vez de enojarme, BUENO, si me enojo pero luego veo esa linda carita, con esos ojos de arrepentimiento que me empiezo a reír, voy corriendo por la cámara de video o el iPhone para tomar fotos o grabar la hazaña de mi peluda compañera y decirle “quien destruyo la cama, ¿Quién destruyo la cama?”

Creo que el cariño y estimación que tengo por todos mis perros es tanto que puedo permitirles que destruyan mi hogar o hagan cualquier cosa que deseen en mi cama, literalmente lo que deseen, desde subir sus huesos o salir al jardín para regresar a tomar una siesta en ella.

Supongo que cuando compartes una relación tan estrecha con ellos fungiendo como tus consejeros, compañeros, amigos, uno se identifica mucho más que con cualquier otra persona, al punto que si le permites a tu mejor amigo que te trate como trapo, pues obvio que le vas a permitir a tu MEJOR mejor amigo canino que haga lo que se le ocurra sin importarte el que.

Hay que reconocer que esta especie se da a querer y mucho, sin importar que no te hablen en tu idioma los perros han desarrollado formas más efectivas de decirte “calma” o incluso escucharte mejor que cualquier persona. El cariño y amor que se genera con un perro, con tu perro, es un lazo tan fuerte que casi nadie puede romper; además con todas las ocurrencias que tienen, detalles insignificantes definitivamente hacen que nos convertimos en sus mascotas y los alimentemos, cuidemos y hagamos cualquier cosa que ellos quieran.

Porque finalmente queda esa duda, quien es dueño de quien.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More