Soy pésima como GPS

2

En realidad también esa afirmación aplica para el término copiloto, si quieren un GPS para llegar a algún lugar, mi mejor consejo: COMPRENLO.

Eso de querer ahorrarse unos pesos para que yo funja de GPS con el iPhone y Google Maps, les aseguro que les va a salir más caro, que invertir en uno de esos aparatitos tan modernos que te van hablando con una bella y melódica voz que dice: “siga 100 metros derecho” “de vuelta a la izquierda a continuación” “siga por la izquierda hasta llegar a su destino”

Y por más que fallen los GPS o tengan errores para localizar un punto, todo es mejor a seguir mis instrucciones y terminar en Santa Fe cuando el destino era Reforma, lo juro, es más vieron el capitulo de The Office cuando Michael se mete en un rio por hacerle caso a su GPS, aunque veía que era un rio, pues así soy yo con Google Maps.

 

Maldito seas google maps, te odio, por tu culpa ha pasado mil veces que llego mal a una dirección, que no ubicaste bien, por que la numeración de las casas de México es extraña. La culpa es de google maps aunque todos se rían de mí.

Supongo que no soy la única a la que le ha pasado.

Lo mejor de todo es que si la gente sabe que soy pésima, no solo leyendo mapas, sino imprimiéndolos desde internet, me pregunto por qué siempre me lo siguen pidiendo, sí, SIEMPRE DE LOS SIEMPRES tengo el cuadrante de la dirección del otro lado, por qué siguen pidiéndome que sea copiloto o que los lleve a algún lugar con mi Smartphone, el teléfono será inteligente pero yo y la persona que confía en mi, no lo creo.

Es más, puedo asegurar que mi capacidad para ubicarme es tan buena como los mapas de iOS, imagínense. Y soy peor como copiloto, nunca me fijo en las calles, no veo baches, no veo transeúntes locos que se avienten a los carros, perros despistados, coladeras abiertas o si quiera me fijo en el nombre de las calles donde hay que dar vuelta.

No, no, no, yo vengo platicando y pensando en miles de cosas, como quieren que pueda procesar más de esas dos tareas.

Moraleja: si viajas conmigo cómprate un GPS, a menos que quieras terminar en Cuernavaca por malas instrucciones, y lo juro, no es que sea a propósito yo no quería ir a Cuernavaca, yo quería ir al centro.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More