Saludando a alguien que ni conozco

0

La tecnología cambio por completo nuestra forma de vivir y ver el mundo, ahora simplemente con las redes sociales encontramos que las reglas del juego cambian y se reinventan cada día, para descubrir que si no te adaptas a ellas mueres en el intento de forma metafórica y a veces literal. Desgraciadamente hay que aprender a vivir con las reglas del juego, reinventarse y entender lo que significa convivir con todos mediante la interacción virtual.

Ahora con Facebook estamos expuestos a información que antes no nos agobiaba, decía el dicho “ojos que no ven, corazón que no siente” pero ahora si no ves, entras a Facebook o Twitter para descubrir todo aquello que era desconocido de tus conocidos amigos, familiares o gente muy cercana como tu pareja.

Pero no únicamente es el exceso de información a la que estamos expuestos y nos genera una preocupación, ahora cualquiera en el mundo tiene acceso y contacto con nosotros, lo que hacemos, quienes somos, que es lo que queremos y donde estamos.
Cualquiera puede saber quiénes somos, solo tiene que añadirte a una red social para descubrirte y eso es darle mucho poder a alguien y más si no lo conoces.

Ahora cualquier desconocido puede acercarse a ti e iniciar una conversación de forma rápida y no solo eso, cualquiera puede conocerte de forma íntima con un solo click; y me refiero a íntimo como una palabra de cercanía personal en la que saben muchas cosas de ti.

En el pasado si alguien quería conocerte tenía que tomarse su tiempo, tenía que acercarse a ti en el momento correcto y con una presentación oportuna; antes un desconocido no podía mandarte un mensaje de hola que tal, antes el protocolo era diferente. Ahora con un solo click pueden saberlo todo de ti y no solo eso, iniciar una conversación.

Otro fenómeno muy similar también está pasando en ese caso y ahora con tecnologías como WhatsApp, cualquiera que tenga registrado tu número de celular en el teléfono puede contactarte y tú no tienes idea de quien sea; un peligro latente sobre todo en personas cuya línea de numero celular tiene más de 5 años. Imposible rastrear o recordar a todas las personas que han tenido o tienen tu número telefónico.

Así un buen día el pasado puede tocarte los hombres para que reacciones y recuerdes; el otro día fui víctima de eso y alguien que aparentemente yo conocía me dijo holaaaaaaa.

Tal vez este loca o tengo un súper poder especial, pero cuando leo una palabra siento como si estuviera en persona y siento el énfasis con el que se dijo y para mi ese hola me sonó muy personal, como si esa persona me conociera mucho, y eso despertó mi curiosidad.
¿Quién es?, ¿Qué quiere de mí?, y lo más divertido me surgió el reto personal de descubrir quién era con las pistas que me daba. En vez de preguntar directamente quien era, en vez de eso me propuse el juego de descubrir quién era sin revelar que desconocía su identidad.

Igual y es probable que este loca, pero sonaba divertido seguir la conversación de alguien que me conoce pero yo desconozco, digo, nunca guardo en la memoria del teléfono datos de gente con la que no tengo contacto actual; motivo por el cual me descubro muy seguido tratando de adivinar quién está platicando conmigo sin ser grosera.

Lo que me resulta muy gracioso o divertido de este juego es que yo contesto muy afectuosamente, como si ya supiera quien es la otra persona; supongo que debí ser política por lo chorera que soy y porque hago sentir a todos como si los conociera de hace mil años.
La clave está en divertirse mientras se hace y contestar con el mismo nivel de intimidad y conocimiento con el que lo hace la otra persona.

salundando en whats

Así hasta descubrir quién era la otra persona, en este caso me tomo 5 líneas de conversación, y yo no daba en quien era, aunque debí sospechar por el lenguaje tan peculiar de la otra persona. Siendo la clave final para descubrir la identidad de la otra persona con la cual platicaba como si fuera un gran amigo, la foto que me mando de él, O SEA GAME OVER, perdí ese juego.

Lástima, estoy segura que la próxima conversación que tenga con alguien que no está registrado en mi Whats, si descubriré quien es antes de que termine el juego y me mande una foto sobre lo bien que luce ahora.

Eso sí, yo soy polite y en vez de contestar un hola con ¿Quién carajo eres tú?, yo sigo la conversación muy divertida y amena.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More