Relación con un blogger

Cuando conozcas a un blogger cuidado con lo que digas, que todo puede ser publicado, en tu contra o a tu favor, te guste o no.

Bueno, eso no es tan literal, pero lo que publica un blogger, en su blog, obvio, se nutre de las experiencias que vive, de las cosas que experimenta y las conversaciones que tiene con las diversas personas con las que interacciona, así que uno debe cuidar lo que se dice oficial o extraoficialmente. La buena noticia es que si conoces a un blogger que hable de manera temática, es decir, únicamente de cine, de tecnología, de restaurantes, etc; pues lógicamente solo va a hablar de esas conversaciones y esas experiencias, por ello no tienes que cuidar mucho lo que digas en otras áreas. Sin embargo cuando conoces a un blogger que hable de manera genérica de todo y de nada, ten cuidado, porque en el momento que menos lo imaginas puedes ser publicado, ventaneado o citado en uno de sus post, ya sea por algo que dijiste, algo que hiciste o porque te está criticando de manera directo o indirecta.

¡Te guste o no!

Algunos dirían que eso, eso es muy cobarde, por el alcance que tienen y el hecho de que no hay espacio para replica, pero vamos, eso no es ser cobarde, eso es analizar a la vida y a la sociedad. Además si no quieres que te critiquen, pues entonces no hagas cosas dignas de criticarse PUNTO, porque son esas personas, a las que críticas, las que se quejan de actos de cobardía; porque cuando hablas bien de alguien, ni las gracias dan, por eso todos quieren que hables de ellos, pero bien, sino ni se te ocurra.

No hay que olvidar que un blog es una bitácora, un diario en línea; muchas personas empiezan a exigir de dichos lugares los mismos lineamientos que tienen periódicos y revistas, pero no hay que olvidar, repito, que nuestra naturaleza es diferente, que somos diferentes y nos guiamos por códigos diferentes. Que lo acepto, no está mal exigir la máxima profesionalización y ética de las personas que escribimos en blogs y tenemos un eco que se oye por todos lados, debemos entender la importancia de nuestro trabajo; pero no hay que perder de vista la naturaleza de un blog, en pocas palabras es hablar de lo que uno piensa, siente, experimenta y en esas platicas escritas, es muy probable que se atraviesen otras personas, porque no somos entes aislados y vivimos en sociedad.

Cómo entonces podría hablar de amor, amistad, familia, relaciones, trabajo y todo eso, sin hablar de las personas con las que experimento esas cosas. Que por cierto, en la experiencia aprendí que es mejor no dar nombres o datos, digo, ya ni siquiera digo mi hermano hizo tal, porque algunos pueden considerar eso como invasión de la privacidad, entiendo su derecho, pero en donde queda el mío a expresarme, ¿dónde?

Ese es el debate aquí sobre lo que se dice o se publica.

Es así, cuando estoy interactuando con los demás, que encuentro algo digno de contarse, tal vez, sea injusto que cuente mi versión parcial de las cosas, pero trato de dar objetividad a la subjetividad.

Y este post, no es una justificación de mis actos, más bien, es una extraña explicación a todos aquellos que conocen un blogger de lo que pueden esperar con esa relación, SOMOS BLOGGERS, personas que adquirimos un nuevo oficio, el cual no tiene precio, porque no nos pagan por hacerlo, pero nos gusta y nos divierte, hablamos de la vida, y si tú estás en eso que llamamos vida, WEY HELLO, TE VAMOS A PUBLICAR, TE VAMOS A CITAR Y VAMOS A HABLAR DE TI.

Todo lo que le digas a un blogger será publicado, si es interesante, claro, de lo contrario ni te preocupes; porque sucede algo extraño con los bloggers, todos quieren oir lo que tenemos que decir, estas nuevas figuras mediáticas que cada día cobran más relevancia, dirían algunos expertos en marketing digital que los nuevos blogueros se están convirtiendo en influencers, es decir, una persona que influencia a una comunidad, pequeña o grande, ese fenómeno extraño es el que está haciendo que cobremos una nueva importancia, no somos periodistas pero informamos, no somos chismosos, pero chismoseamos.

Así que las reglas para tratar con un blogger, extraidas de Marketing digital son:

1. No somos periodistas, no nos apegamos a sus reglas
2. No puedes hablar de cualquier cosa con nosotros
3. No somos un medio de comunicación, pero tenemos alcance a muchas personas
4. Los bloggers tenemos ego
5. No cobramos por escribir
6. No intentes controlar el contenido
7. Si no quieres que lo publiquemos, no lo digas

Ven, es fácil lidiar con un blogger.

Previous articleEstupidez mental
Next articleMaquillaje para el verano
Yeshttps://elblogdeyes.com
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

More from author

3 COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related posts

Advertisment

Latest posts

4 Lecciones de amor que hemos aprendido del cine

Se podría pensar que, de amor, y sobre todo del arte de amar, lo que se necesita para llegar a ese punto en el...

La típica persona que se hace notar

No les ha pasado nunca que en un circulo de conocidos hay uno que siempre se quiere hacer notar y encima se burla de...

Extrañas formas de querer

En la actualidad el amor se volvió confuso, motivo por el cual algunos a los que yo llamaría pesimistas o algunos otros más cínicos...
Apuestas Colombia