Ícono del sitio El Blog de Yes

Razones para evitar a un fuck boy

¡Ay, los fuck boys! Esa especie de seres que parecen haber nacido con un manual de juego sucio bajo el brazo. Si alguna vez te has topado con uno de ellos, sabrás de lo que hablo. Y si no, prepárate para descubrir las razones por las que es mejor mantener distancia de estos individuos y evitar a un fuck boy.

El fuck boy son expertos en el arte de la seducción… pero solo eso. Ellos son maestros en el flirteo y en hacer que te sientas la persona más especial del mundo. Pero, ¿sabes cuál es su problema? Que no van más allá. No buscan una conexión real, solo quieren pasar un buen rato y luego desaparecer como si nada hubiera pasado. Así que si estás buscando algo serio, mejor alejarte de ellos.

Son egocéntricos hasta la médula. El fuck boy vive en un mundo donde solo existe una persona importante: él mismo. Les encanta hablar de sí mismos, de sus logros, de sus conquistas… pero les importa bien poco lo que tú puedas tener que decir. Así que si no te apetece ser la audiencia de su monólogo interminable, mejor huye en la dirección opuesta.

Son impredecibles como el tiempo en primavera. Un día te tratan como si fueras la reina del universo y al día siguiente ni siquiera contestan tus mensajes. Los fuck boys son tan volubles como una veleta en pleno huracán. No puedes confiar en ellos, porque nunca sabes por dónde van a salir. Así que si buscas estabilidad emocional, mejor buscarla en otra parte.

Son maestros en el arte del ghosting. ¿Te suena esa sensación de enviar un mensaje y que la otra persona desaparezca del mapa sin dejar rastro? Eso es lo que se conoce como ghosting, y los fuck boys son expertos en ello. Les encanta desaparecer sin dar explicaciones, dejándote con un mar de dudas y preguntas sin respuesta. Así que si no quieres acabar con el corazón hecho trizas, mejor mantener distancia de ellos.

Los fuck boys pueden ser divertidos y encantadores a primera vista, pero detrás de esa fachada se esconde un ser egoísta, impredecible y poco fiable. Si buscas una relación seria y estable, es mejor evitar a estos individuos como si fueran la peste. Porque al final del día, mereces algo mucho mejor que alguien que solo está interesado en jugar contigo. ¡No te conformes con menos de lo que mereces!

Salir de la versión móvil