Preciosa juventud

12

Oh recordad aquel bello poema de Rubén Darío, aquel en el que se exaltan los beneficios de la belleza y la juventud. Madrigal exaltado.

…La tierra se vuelve loca,
el cielo a la tierra invoca
cuando sonríe esa boca.

Tiemblan los lirios tempranos
y los árboles lozanos
al contacto de esas manos.

El bosque se encuentra estrecho
al egipán en acecho
cuando respira ese pecho…

Estoy bromeando, aunque a nadie le hace daño un poco de poesía, nadie ha muerto por bella prosa. Y es que siempre recuerdo ese poema cuando pienso en una palabra: “lozano”, curiosamente una palabra aprendida en mis lejanos años mozos, cuando mi mente era fresca, tierna, joven. Curioso, existen palabras que siempre están atadas a algo, puede ser a su origen, a una experiencia, a una persona, a una emoción y como esta puede desencadenar una serie de recuerdos olvidados, en fin, no estamos hablando de poesía o recuerdos lejanos. Hablamos de algo más frívolo, y es la exasperante búsqueda por la inalcanzable eterna juventud.

Quien fuera Dorian Gray, bueno, tanto así no. Pero si vemos el mundo desde los ojos del mismo Gray o aquel que lo inicio en el camino de la perversión y el libertinaje creeríamos que “lo único que vale la pena en la vida es la belleza, y la satisfacción de los sentidos”. Además siempre se puede tener bajo llave el retrato que nos recuerda el efecto de negativos de esos actos perversos.

Todos lucen más jóvenes que yo, sin contar a los que realmente son más jóvenes que yo, jajajajajajaja, solo hablamos de la tele OK. Pero bueno la gente de la tele siempre se ha caracterizado por esconder un misterioso secreto que los hace lucir más jóvenes, seguramente encontraron la clave a esa pregunta en las letras de Oscar Wilde, si es así, que no sean egoístas y que lo mercadeen. Por dios, podrían hacerse más millonarios.

Cómo es posible que tengan actores de 30 interpretando gente de 18 o hasta de 15 años, en serio, ¿Cómo es posible eso? Acaso realmente existe la magia de la televisión y puede con su hechicería moderna eliminar los años de una persona.

Se imaginan, pero que clase de hechicería es esa para que estando frente a una cámara esta le robe años al tiempo, le quite minutos a la vida y haga lucir más joven a una persona, cuya piel es tersa, cuya inocencia es recuperada y malicia perdida.

¡Oh por dios quiero, dos!

Necesito urgentemente un programa de televisión, aunque no sea de protagonista, digo no hay que ser tan exigente. Si con eso me aseguro de perder unos años, entonces no importa que sea yo un personaje de relleno. Lo que sea por recobrar la juventud, pero no por un simple afán de lucir joven, claro que no, por supuesto que no. Lo que yo quiero es recobrar mi inocencia perdida y la capacidad de creer y confiar en los demás, lo que yo daría por recuperar eso.
Que al fin y al cabo, la capacidad para no creer es algo esencial para sobrevivir en estos días, pero en realidad, esa nueva skill que todos desarrollamos le quita calidad a la capacidad de vivir. Discúlpenme, pero lo que daría yo por confiar en los demás.

Carajo, las personas modernas y sus neurosis hacen imposible eso de creer es querer ¿o era al revés?, ya no sé nada. Solo que estamos más preocupados por las cosas que no son tan importantes, como querer lucir jóvenes siempre.

Hace un par de días que me dice mi hermano, oye Sheldon tiene 38. Ok, si no sabes quien es Sheldon por fa ve más televisión, a nadie le hace daño ver un poco de televisión, para que sepas que es Big Bang Theory por ende Sheldon Cooper.

Decía yo, mi hermano me dijo que Sheldon tenía 38 años, inmediatamente pensé, carajo luce 10 años más joven que yo, bueno yo no, pero si luce de mi edad.

Pero también pensé, pobre tipo, no ha de ser tan brillante, si espero hasta la edad madura para destacar con un personaje tan incomodo como el de Sheldon, seguramente, el personaje que lo llevo a la fama será su ruina en un par de años. Sin embargo que joven luce, eso no cualquiera lo logra.

Y la magia de la televisión no para ahí, si contáramos a todos aquellos cuarentones o treintones que parece que están en la flor de la juventud, nos iríamos de espalda, y nada tiene que ver con la televisión, por supuesto que no, lo sé bien yo que cada que me paro frente a una estúpida cámara termino luciendo como Moby Dick, cuando, es obvio que no soy una ballena. Claro, ellos lucen jóvenes a causa de una vida estrictamente saludable y un ejercito de maquillistas, claro, así cualquiera luce de 10 años, ¡Malditos efectos especiales de maquillaje!, ¡quiero dos ejércitos de esos!

Para mi buena suerte existen personas como Lindsay Lohan que tienen veintantos y lucen de 50, la cual perdió el glamour, repito por causa de un estricto estilo de vida vicioso.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More