¿Nunca han deseado que todo sea una jodida broma?

0

Ya saben de esas veces que se paran todos los días deseando y pensando que algo que está mal en su vida, sea una jodida broma y no resultado de alguna estupidez que hicieron. Ya saben algo así como vivir la vida sin repercusiones, crudas morales o incesantes errores que hacen que el corazón te lata como en el poema “corazón delator” de Edgar Allan Poe, de verdad a veces uno simplemente desearía que fuera todo una cámara escondida y alguien saliera a gritar:

I´m an actress, these are all actors, those are hidden cameras and you are on disaster life.

Notas Relacionadas

Para de esa forma dejar de preocuparte por alguna otra de tus estupideces y disfrutar de la vida, oh acaso solo soy yo la que espera que esto sea una jodida broma, pero llega un punto de la vida en el que toda persona tiene que madurar, enfrentar sus consecuencias, hacerle frente a sus errores, tratar de limpiar todo lo que embarro en su desastre, erguir el pecho, madurar, actuar responsable haciendo lo mejor posible para enmendar sus actos y por supuesto, desear que todo sea una jodida broma y el sitio está lleno de cámaras ocultas.

¿Nunca han deseado que todo sea una jodida broma?

Parte importante de madurar y convertirse en un digno ciudadano ejemplar para con la sociedad, familia y amigos es caerse y por supuesto levantarse, creo que los errores forman parte del aprendizaje, estoy convencida que mis errores son marcas en mi alma que me recuerdan de dónde vengo y adónde voy, el problema es que a veces dejo de verlas, esto de equivocarse y con las 4 es parte de la vida, estoy consciente, sé que meditar sobre los errores y reflexionar en ellos evitará que vuelva a tropezar con esa misma piedra, que a lo mejor yo sea medio piedra porque siempre termino tropezando con la misma piedra; pero creo que esta vez es diferente y por fin comienzo a madurar, por fin comienzo a regresar a mis origines, cuando se dice era más sabia. Pero eso no evita que cada minuto del día desee cambiar algo, un detalle, una idea tonta, algo dicho, algo no dicho.

Resulta que en eso de vivir uno se da cuenta que siempre comete errores, te das cuenta que no eres tan perfecto como pensabas y que algún traspié puede tambalear tu mundo más de lo que creías.

Siempre he sido fanática de seguir tus ideas, tus impulsos y tus corazonadas, esa es una forma muy extravagante de vivir al límite; pero conforme creces te das cuenta que es mejor vivir la vida como si fuera eterna, para de esa forma no tener que arrepentirte de nada nunca. Rayos, esa era mi filosofía de vida cuando era hippie, feliz y más tranquila; mmmm, como añoro aquellos años en donde vivir, ciertamente para mí era más simple, resulta que un día creces y olvidas las cosas buenas de la vida, dejas de valorar las cosas importantes y de pronto tu vida se convierte en una extraña parodia del libro de Oscar Wilde “El retrato de Dorian Gray”, pero nunca es tarde para realmente comenzar a vivir y yo opto por un nuevo conteo, en vez de contar los errores que he tenido durante una vida, hago que cada día marque la diferencia; en vez de tener 20 errores, creo que es mejor decir llevo 4 días sin hacer algo estúpido, estoy segura que un día tendré 1 millón de días correctos, una cifra que me dará tanto miedo, pero me dará miedo por perderla, al diablo el cero.

Seguramente tu también has tenido días como yo en los que tu consciencia te atormenta tanto que desearías que todo fuera una jodida broma, pero eso nunca pasa, a menos que tengas la mala suerte de salir en un programa de MTV, no creo que este mal equivocarse, pero si te equivocas mejor encausa ese error de una manera productiva, y por supuesto intenta arreglar el lio en el que te metiste tu solo, a menos que seas como yo y todas las ideas que tengas para salir del hoyo sean igual de estúpidas, en momentos como esos solo puedes reír.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More