Cómo yo no hay dos

0

Y no lo digo pá presumir, neta, te lo juro que no, más bien es como un alivio eso de decir, no hay otra loca como yo, y muy seguramente si me conoces podrás concordar conmigo que esa es buena noticia; si bien soy algo especial, en el amplio sentido de la palabra “especial”, creo que sería algo caótico no solo para mí, sino para todos, encontrarnos con una persona con mis mismas características de personalidad. Así que si existiera eso de la clonación, yo creo que sería de las personas que menos deben someterse a ese procedimiento, no creo que sea buena idea, sería como el principio del caos.

La naturaleza es sabia y por eso solo creo una de mi especie, si no manches, estoy loca por considerarme de otra especie, una un poco menos evolucionada y más instintiva que la especie humana; pero que carajos, mejor acepto de una buena vez que soy algo distinta de los demás, supongo que una especie de alteración en algún gen es lo que me pasa, afortunadamente un error genético que solo me afecto a mí, una como yo es manejable, más sería altamente peligroso.

Notas Relacionadas

Buena noticia entonces, para mí y para el mundo también; para mí porque me hace edición limitada, de esas cosas raras que están en peligro de extinción, una de esas causas que afilian a muchas personas rápidamente, por aquello de ser única. Pero también es buena noticia para el mundo que yo sea única, por aquello de mi energía explosiva y disruptiva, también por aquello de que estoy en peligro de extinción, eso es un plus, obvio dos como yo, eso sería algo caótico, nada fácil de manejar; supongo que por eso es la apuesta del ecosistema y la supervivencia de las especies, supongo que no es casualidad que yo sea única y sin descendencia, porque no creo que muchas como yo seamos controlables.

Si yo misma no puedo conmigo en muchas ocasiones, no sé cómo el mundo me tolera, mmmmm, bueno sí sé, a veces puedo ser adorable, cuando le pongo muchas ganas, así como soy indomable puedo ser querible, si y solo si le pongo hartas ganas y enjundia en hacerlo, porque cuando doy el corazón lo doy sin límites, sin pensarlo, sin racionalizarlo, cuando doy el corazón a una causa, a una amistad, a un amigo, lo doy por completo, sin restricciones; creo que en vez de hacer eso más frágil a mi corazón, lo hace más fuerte.

Así que afortunadamente para el mundo solo hay una Yesica J. Flores, con mi montón de características que incluyen una larga lista defectos y una que otra virtud, porque definitivamente no creo que pudiera manejar dos como yo, ya saben por aquello de que estoy loca, soy muy pasional, altamente dramática en un sentido literario, soy bien pinche cursi-melosa, ocurrente, una artista pasional sin freno, una persona bien random, algo paranoica, muy acelerada, demasiado honesta y sin filtros o sentido común, una persona idealista que no para cuando se trata de encontrar un porque o el origen de un pensamiento.

Todo eso en dosis pequeñas suena a alguien increíblemente genial, pero no se crean, cuando se supera cierta dosis de esa combo extraño, eso resulta explosivo; ciertamente soy alguien a quien se quiere mucho y muy rápido, pero debo admitir que esas mismas características que me hacen diferente, son las que hacen que alguien se me odie y me ame al mismo tiempo y de forma muy rápido, pobres de mis amigos, neta, pobres de mis amigos que tienen que aguantar mi pinche carácter de la burger, por aquello de lo explosiva que soy, pero soy artista, que quieren, no pueden pedirnos a los artistas temperamentos ser más estables, porque son nuestras emociones las que nutren nuestro talento, ya me estoy proyectando y curando en salud.

Sé cuáles son mis defectos perfectamente y tienen todos que ver con mi carácter pasional, en todo sentido y toda índole, ese carácter tan fuerte que me hace ser capaz de tener los pensamientos, ideas y sentimientos más nobles que rayan en lo literario, así como los sentimientos más viscerales que puede experimentar una persona, crear y destruir al mismo tiempo.

Afortunadamente como yo no hay dos

Por ello creo, no, estoy convencida que es una buena noticia para los demás, que solo sea una como yo, porque solo se puede quererme y odiarme al mismo tiempo, pero creo que vale la pena, bueno, vale la pena quererme y tal vez conocerme, porque en un mundo en donde todas las personas parecen clonadas y salidas del mismo molde, es refrescante conocer a alguien que piensa tan diferente, aunque a veces este un pelín loca, pero eso hace divertido las cosas, para mí y para los demás, una bestia, sí, una bestia indomable que está a la espera de un domador que se atreva a domesticarme.

No, en realidad no creo que nadie me pueda domesticar, soy un animalito salvaje de la naturaleza, en busca de aventuras y descubrimiento, errática sin control, pero sé que tengo cosillas buenas por ahí, en el fondo, tengo muchas cosas buenas que ofrecer a los demás, porque soy alguien que escucha y trata de aprender.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More