Domingo de no hacer nada

0

Pero nada, en serio, literal, no hice nada más que bañarme y ponerme en la computadora para ver contenidos on demand, una especie de maratón extraño en el que me pare a las 12 del día y lo que hice fue ir directo a mi computadora a ver mi serie favorita en netflix hasta las 12 de la noche. Creo que no debería ser posible ver 10 horas continuas esta plataforma y deberían ponerte forzosos y obligatorios periodos en los que tienes que hacer otra cosa, como pararte para estirarte, ir al baño, salir tantito a que te de el sol y el aire, a desentumirte las nachas, algo, lo que sea, menos estar frente a un monitor y tan cerca.

Y por cosas como esas, pararse de la cama a tu silla, para no hacer nada por 24 horas, es que se dice que la vida virtual está reemplazando nuestra vida; es más, muchos dirían que es una locura eso de estar tanto tiempo pegado frente a un computador. Pero siendo honesta, yo ya paso periodos muy largos frente a mi computadora, la diferencia que suscita crítica y polémica es el fin.
Bien podría estar trabajando en la computadora por 24 horas consecutivas y a lo mucho las quejas serían que yo soy workaholic, pero si paso el mismo tiempo viendo algo, uy, entonces pobre de mí, soy una pinche ociosa., aunque sea mi tiempo libre.

Notas Relacionadas

Se encogió mi ropa

Malinterpretando palabras

Los motivos serán diferentes, el resultado es el mismo, paso mucho, mucho tiempo pegada a una computadora; tal vez lo que debería hacer los fines de semana es buscar actividades al aire libre, cosas recreativas y buscar más la convivencia con las personas en vez de interactuar con una maquina o ver películas o series.

Tal vez eso es lo que a mí me falta, escuchar a más personas y pasar tiempo con ellas en vez de estar llenando mi cabeza de puros datos ociosos de cine y televisión; pero a veces lo único que quiero el fin de semana es quedarme en casa, en plan indigente, no hacer nada, no pensar, no escribir, más que únicamente ver cosas entretenidas. Igual y ahí está mi problema, tal vez en vez de buscar fines de semanas de maratones, debería leer más libros sobre cultura, arte o literatura y cuando no haga eso, debería pasar tiempo de calidad conviviendo con las personas.

Cómo ir a bailar, que este sábado eso hago, ya es una cita oficial para ir a bailar salsa, cumbia y obvio hacer el ridículo, porque yo tengo dos pies izquierdos, pero tengo muchas ganas de ir a bailar; tengo ganas de salir a disfrutar el mundo, ya pase mucho tiempo encerrada viendo series y comedias románticas.

Que por cierto, de menos tendrían que tener una obligación por ley de avisarte que tienes 10 horas sentado viendo netflix, que ni siquiera te has bañado, comido o siquiera te has peinado, digo, deberían avisarte por lo menos que has perdido la noción del tiempo y pareces indigente sentado en un montón de basura, comida chatarra y ropa extravagante. Si no fuera por mi silla de última generación y mi compu, parecería literal que soy una persona indigente en pans, entre un montón de bolsas de chetos, papas, y comida chatarra.

Sin embargo no hay mejor forma de pasar un domingo entretenido que viendo la televisión, series, películas o netflix, además de estar comiendo puras pendejadas.

Domingo de comer pendejadas yeiiiiiiiiii

Aunque ya estoy muy vieja para eso, pero si pensará en todas las cosas que no debo hacer por la edad, entonces no viviría para nada. Supongo que cada cosa tiene su lugar, su momento y las semanas pasadas fueron para quedarme en casa encerrada viendo películas; pero este fin, este fin salgo a convivir con el mundo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More