Cómo dejamos ir amigos, que no deberíamos dejar ir nunca

2

Esta parecería la verdadera pregunta del millón de dólares, ¿cómo es que nos damos el lujo de perder buenos amigos?, y más cuando no abundan; bueno, las preguntas en ese tono continúan y la base de los cuestionamientos es siempre la misma, y es, el porque nos alejamos de las personas, de esas personas que tuvieron un gran impacto en la vida, ¿cómo podemos hacerlo?, ¿cómo permitimos que alguien que fue importante un día en nuestras vidas se desaparezca?

Hay una disertación de Ted Mosby que me gusta mucho sobre este tema.

“Los amigos, los vecinos, los compañeros de tragos y socios en el crimen, que amamos tanto en un tiempo de la vida, mientras pasan los años, vamos perdiendo el contacto.
Te sorprenderías saber lo fácil que es dejar de ver a las personas para siempre y por eso, cuando encuentren a alguien que quieran tener cerca, HAGAN ALGO AL RESPECTO

Esas palabras son contundentes, y cada que reviso mis amistades viejas o me encuentro con un viejo conocido, que un tiempo fue mi inseparable secuaz, me pregunto y con muchos años a la distancia ¿qué fue lo que paso?, ¿cómo tanta amistad y cercanía se convierte en este abismo tan lejano?

Bien, supongo que Ted Mosby tiene razón en muchas cosas, y una de ellas, es lo fácil que es perder a las personas de nuestra vida; eso me ha dejado pensando por muchas noches, y no recientemente, siempre me ha sorprendido, no es nuevo, insisto, la facilidad con la cual una persona puede salir de nuestra vida y simplemente, cuando dejamos de hacer cosas, cuando dejamos de poner nuestro esfuerzo por mantener una relación, sin más, desaparece como magia.

Supongo que esa es la poderosa lección que todos debemos recordar, y es que las personas pueden ir y venir, o pueden quedarse y todo depende de las cosas que hagamos activamente al respecto para que se queden, para aferrarnos a ellas con uñas y dientes en plan garrapata y nunca permitir que ni el tiempo, ni la vida, te separen de un buen amigo.

Creo que ahora la pregunta de ¿cómo dejamos ir amigos? se responde fácil, y es la vida, es lo que pasa lo que nos aleja de esas personas; ahora, depende de cada quien, que tan fácil se van esas personas, que tanto se hace al respecto para que otra persona no te olvide, y para que no olvides a esa persona.

Ahora, supongo que esto, obvio, de la amistad debe ser reciproco, pero a veces hay personas tan especiales, que es difícil dejarlas ir, y no importa el tiempo que pase o lo larga que sea la espera, hay amistades que nos negamos a soltar, que nos negamos a dejar ir, aunque esas personas en el proceso de vivir se alejen de nosotros.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More