Cuando no recibir noticias es buena noticia

0

Podrás pensar que estoy loca, y que hoy en día, la información no solo es vital, sino que además es poder, ya sabes, el viejo dicho lo dice “información es poder”, aunque no es un viejo dicho ahora que lo pienso, y es más bien una idea o filosofía que se apodero de todos nosotros y tenemos una noción muy arraigada y muy fundamentada y es que el conocimiento es poder, para bien o para mal, sin importar la calidad de la información solemos pensar que hay que saber, no importa que es lo que se sepa, siempre hay que estar informados.

De hecho, esta necesidad de información, de conocimiento, de dominar las ultimas noticias nos hace que busquemos la información en cualquier lugar, y no solo eso, a veces la necesidad de saber es tan fuerte, que nos empeñamos en saber cosas que no queremos saber y es hasta después de que sabes, que te das cuenta que no querías saber, pero ya nada de lo que hagas podrá borrar de tu mente ese conocimiento o información.

Ahora queremos saber con tanta necesidad que no importa que es lo que conocemos en ese proceso

Después de todo, conocimiento es poder y no solo eso, el estar informados nos permite además de generar un criterio propio, permite a una persona actuar; sin embargo, hay veces, MUCHAS VECES, en las que es mejor no saber algo y es buena noticia, no recibir buenas noticias.

Más o menos algo así como lo que le pasaba al Coronel Aureliano Buendía, y no saber o no tener noticias, era mejor que tener una mala noticia, y es que frente a un hecho irremediable no se puede hacer nada, pero cuando no es un hecho, cuando algo irremediable puede o no puede suceder, la esperanza no muere, y es mejor la duda a lo irremediable.

En esos momentos es cuando es mejor no tener noticias, y esa es una buena noticia, el no tener noticias.

Lo sé, suena paradójico y el pensar que la ausencia de noticias o información es algo bueno, parece inverosímil o increíble; pero sucede y hay muchos aspectos de la vida no recibir noticias es buena noticia.

Por ejemplo:

  • Que no te lleguen noticias de la escuela de tu hijo, son buenas noticias, porque eso indica que todo va, por lo menos igual que siempre.
  • Que no tengas noticias de tu jefe, y no te llame a la oficina para darte el “speach” de la oficina, también es una buena noticia.

Ves, me sigues, hay situaciones de la vida, en los que no tener noticias, no saber de algo, no tener información, es una buena noticia, y en esos momentos hay que dar gracias porque no hay noticias, no hay novedades y no hay nada malo que se avecine.

Porque es mejor la duda, a un hecho irremediable.

Ahora, que, si llegan buenas noticias, esas son bien recibidas siempre.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More