A cuantos de nosotros no nos ha pasado que un buen día, de esos días que son hermosos y perfectos y crees que cualquier cosa maravillosa puede suceder, el buen día D, el día definitivo para declararle tu eterno amor y admiración a esa personita especial, mentira, por más bello que sea ese día, y por más que estés listo o lista para confesarte nunca lo harías, ni hoy, ni nunca, aunque este en tu horóscopo. En ese punto las palabras son tan escasas y el miedo es tan fuerte que el confesar tu amor secreto sin importar otros factores simplemente será imposible.

Y así pasan los días, lunes entras a ver las novedades de tu crush en el Facebook, martes entras de forma sigilosa y religiosa ver sus nuevas fotos, sus check in´s, y sus pensamientos del día, el miércoles sigues acechando en el anonimato de internet y tal vez si andas valiente solo le das click en like, el jueves no es tan diferente hasta que el viernes por fin te animas a decirle hola en el Facebook; para hacer algún comentario awkward que puede llegar a ser molesto, pero no lo haces por molestar sino porque no sabes que decirle a esa persona, por eso terminas regañándola o haciendo un comentario súper obvio.

Mientras pasan los días y tú sigues sin poder confesarte, sin poderle decirle a ella o él lo mucho que te gusta, cuanto te importa, que cuando estas con esa persona tu corazón se acelera a mil, luego se detiene y luego se acelera, que su sonrisa opaca al sol, que sus ojos son más bellos que la luna; lo más absurdo de todo esto es que tienes las más bellas palabras de amor y el argumento más sublime para una declaración, pero por alguna especie de maldición simplemente no puedes o no quieres hacerlo, culpando a las palabras de ser tan crueles.

Cuando la persona que te gusta comienza una relación solo puedes gritar

Y así transcurre el tiempo hasta que un buen día esa persona que tanto te importa comienza una nueva vida romántica, y no es que seas mala leche o una mala persona pero la felicidad que te robaron te hace tan dramático, tan egoísta que solo puedes gritar como el Golum cuando alguien te robo a tu precioso o a tu preciosa, mmmmmm, eso no es justo, cuando la vida te arrebata tu felicidad, aunque seamos justos nunca luchaste por ella.

Pero esperen un momento, eso nunca me pasa a mí,ok sé que es innecesaria la burla pero eso te pasa por cobarde, simple. Si en un punto hubieras dicho eso que sentías en este momento no estarías gritando NOOOOOOOOOOOOO. Y cuando le dices a alguien que te gusta, sin importar si eres hombre o mujer, solo pueden pasar dos cosas y te lo he dicho toda la vida, que te diga me gustas tú también o que te diga que no, pero ambas son maneras de continuar tu vida.

9 COMMENTS

  1. Que mal:( el ahora tiene novia y hablamos mucho, generalmente el me escribe y me mira y el es el que me saluda, pero la verdad no se si decirle,tiene novia y no se como vaya ha reaccionar…

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here