Cuando descubres que alguien te gusta

0

…más de lo que te gustaría aceptar

Alguna vez te has puesto a pensar en ese momento, pero no de la vida, oh no señor, ese preciso momento en el que conoces a alguien y pasa algo químico que muchos asocian con magia, como si el tiempo se detuviera con toda su relatividad, como si estuvieras fuera del planeta pero estando en el planeta; pero realmente no es magia, no es el cosmos, no es el destino, no es nada más que un proceso químico que intoxica tu mente con mucha locura, perdón, corrijo, una intoxicación increíblemente loca de endorfinas y otras sustancias de la felicidad, que simplemente te hacen reír como un idiota, y hasta te pones a escuchar canciones de CD9, como Para siempre.

Lo sé, canciones de chavitas pubertas, sin embargo las escuchas cuando comienzas a interesarte más de la cuenta por alguien, y hasta coreas “y un beso más y no me vas a querer soltar”, no importa que los demás se pregunten que rayos te está pasando, si se te apagó el cerebro, si andas drogado/a, o que tu sonrisa de tonto/a te delate, a veces simplemente es imposible resistirse a ese alguien que te gusta.

Pasando todo el tiempo del día, recordando, pensando, sonriendo y entendiendo que estas justo en ese preciso momento, esos momentos que marcan la vida, sin importar que la otra persona tenga una estadía corta o amplia, justo ese es el momento, en el que podrías descubrir los grandes enigmas del mundo o algo magnifico podría estarse cocinando para suceder. Porque es justo en ese momento, cuando descubres que alguien te gusta, que cualquier cosa puede pasar.

Son esos los momentos que uno recuerda con el tiempo, con cariño y que se fijan en la memoria.

Es ese momento del día en que no sabes ni que pedo con tu vida, no sabes si luchar contra el sentimiento, resignarte, rendirte o que es lo que tienes que hacer, a veces entre más luches para no dejarte llevar, resulta que obtienes lo opuesto y entre menos quieres pensar que alguien te gusta, resulta que descubres que más te gusta, entonces ¿qué?, ¿hay que dejarse llevar?

Y a veces solo necesitas haber sido flechado por una sonrisa, una idea o una consecutiva y larga serie de conversaciones a lo largo de los semanas, para descubrir que alguien te gusta, sin más, sin vueltas, sin rodeos, sin poder negarlo.

Justo en ese momento en el que lo descubres, es como una gran y extraña revelación, digo, el día anterior podías haber jurado en una biblia, “puts, como crees, esa persona no me gusta, no me llama la atención, solo me cae muy bien, estas imaginando”; pero las cosas cambian de un día para otro y a veces, simplemente descubres que alguien te gusta y ya no puedes negarlo.

Ahora la pregunta interesante, es ¿por qué luchar contra el sentimiento?, bien, lo sé, la experiencia previa nos dice a todos que el que alguien te guste y mucho, más de lo que te gustaría admitir es la receta perfecta para el caos; para una carrera de eventos desafortunados en los que todos saben que es lo que va a pasar, todos conocen el pronóstico del amor, de las relaciones, del cariño, TODO TERMINA POR TERMINAR, algunas historias muy prontamente. Así que sabiendo donde terminará eso, descubrir que alguien te gusta, puede ser inquietante dejarse llevar o no, permitirse que los sentimientos extraños se desborden o contenerlos.

Si ya sabemos el resultado, porque seguir haciéndolo, mmmmmm, saben, creo que tengo la respuesta perfecta a todos aquellos que están luchando con ese descubrimiento inquietante, y saben, creo que vale la pena arriesgarse y ver a dónde te lleva eso, descubrir que alguien te gusta no tiene que ser malo, el recordar quien eres y recordar todo aquello que puedes experimentar, y como puedes sentirte, vale la pena.

A todos nos van a romper el corazón, es un hecho y no hay que olvidar que va a pasar muchas veces, pero el hecho de recordar quien eres, y ese sentimiento noble que te hace pensar que todo es posible, creo que vale la pena vivirse. Saber que tu corazón esta reparado de algún desastre pasado y que ya está listo para descubrir que alguien te gusta, es algo por lo que vale la pena vivir.

Recordar y encontrar a esa persona es una jugada arriesgada que vale la pena.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More