Razones para nunca hablar de tu ex

0

…y menos con tu nueva pareja

Yo sé, quien en su sano juicio hablaría de su ex, neta, ¿quién?, y es que hay que aceptarlo, esos capítulos pasados, nadie quiere mencionarlos en su vida. Supongo que mucho tiene que ver, que cada relación amorosa que terminamos, es, nos guste aceptarlo o no, un episodio fallido, un fracaso en nuestra vida, así que es mejor mantener esos trapitos sucios ocultos, no solo de los demás, sino de nosotros mismos, para ocultar en un rincón de la mente, esos lapsus brutus que tuvimos en la vida.

Además, que necesidad de hablar de tu ex, neta, ¿qué necesidad?

No es tanto, así como una revisión o evaluación de vida, porque digo, si hiciéramos eso, cómo que tendría provecho, ya sabes, evaluar de forma objetiva y analítica, no solo a nuestro ex, sino hacer una autopsia completa y exhaustiva a esa relación, y no por morbo, sino para saber y determinar cuándo y porque murió.

Tal vez haciendo esa autopsia, podrías evitar cometer esos errores en el futuro, o tal vez en el presento.

Pero hablando de forma honesta, cuando hablamos de un ex, cuando miramos al pasado no hacemos esa autopsia científica de la relación, nooooo, y simplemente nos enfocamos en recordar emociones, sentimientos ya sea de ira o nostalgia y, sobre todo, nos enfocamos en recordar de nuestro ex, lo que queremos recordar, a veces bueno o normalmente lo malo.

Por eso no es saludable pensar en esas relaciones viejas, porque no hacemos nada de provecho con esos recuerdos, porque ni siquiera analizamos y solo recordamos de forma visceral o apasionada ese tiempo.

Ese es el principio del cual parte esta idea y pensar en un ex, es la cosa más inútil del planeta, ahora imagínate hablar sobre esa persona, si ya con la sola idea de pensarlo es una perdida absoluta de tiempo, imagínate lo útil que sería hablar de tu ex.

En lo personal a mí no me gusta para nada hablar de esas personas que entraron, simplemente por ser mis ex´s al limbo, la zona cero, la zona gris, un lugar peor que el olvido en el que de esas personas nunca me acuerdo. Porque simplemente es innecesario, ahora, creo que tal vez, solo tal vez, sería interesante analizar todas esas rupturas y hacer sus autopsias correspondientes para encontrar mi patrón, ese que es mi punto de quiebre.

Digo, podría ser útil, pero para hacerlo hay que meterse bien profundo a lugares muy oscuros, que se confunden con la locura.

Supongo que mi postura frente a los ex´s, es algo extravagante, no lo niego, pero te pregunto ¿alguna vez ha salido algo bueno de hablar de ellos?, noooooo, obvio no, porque a veces, el solo hecho de decir su nombre los invoca, los conjura y vienen a tu vida de nuevo a hacerte infeliz.

De los ex´s, nada bueno viene, en teoría, tal vez en la práctica se logre y haya quien, con su ex, ha encontrado el justo equilibrio entre sexo sin compromisos y nunca hablarle a esa persona.

Digo, puede ser, y es que, en esta vida, de todo se ve.

Sin embargo, y sin importar los argumentos, creo que nunca es buena idea hablar de tu ex, no nadie, a menos que sea un terapeuta reconocido y quieras contarle todo lo mal y bueno, que fue esa relación; pero fuera de eso, es mejor que nunca, pero nunca, te metas en el territorio extraño y desconocido de obsesionarte hablando de tu ex.

Hay personas que no saben cuándo parar, pero si puedo darte un buen consejo, para que nunca hables de tu ex, es que nunca lo hagas con tu nuevo ligue o tu nueva pareja; así le paso a mi ex novio, que todos los días de toda la vida, en especial, en cada una de nuestras citas, uno de sus temas de conversación favorito, era hablar de su ex.

Creo que esa fue una de las principales razones, de que ahora, ese es mi ex.

Pero si mi argumentación no te ha bastado, te doy una lista de razones de peso, para que nunca, nunca hables de tu ex.

Razones para nunca hablar de tu ex

Es mega aburrido, de verdad, no seas ese amigo/a que sigue obsesionado y sin superar a su ex, y todo lo que le sucede en la vida, trae a colación el tema.

A nadie le interesa, en serio, no es mala onda y aunque lo hables con tus amigos, llega un punto, en el que ni a ellos les interesa saber algo más del tema.

Puedes asustar pretendientes o galanas, si quieres aplicar la estrategia de “un clavo saca a otro clavo”, nunca sucederá si te la vives hablando de tu ex.

Pareces disco rayado, hablar una y otra vez del mismo tema, no hace que salgan nuevas conclusiones, al contrario, se hace una conversación en loop en la que has dicho, muchas veces, todo lo que tenías que decir.

No tiene sentido, y es que, aunque intentes encontrar una moraleja o análisis, si te enfrascas a hablar solo de tu ex, rápidamente todo perderá sentido.

En resumen, si hablas de tu ex, vas a aburrir y hartar a todo el mundo, tanto que evitarán estar contigo a toda costa, solo para evitar escuchar una vez más el tema de tu ex.

Mejor aplícale como Titus y en vez de hablar de tu ex y como te rompió el corazón, mejor destruye su carro, no es cierto, dedícale una canción.

Leave a Reply