Dar amor a quien no lo merece, no les des perlas a los cerdos

0

Ese viejo dicho lo hemos oído tantas veces; un proverbio que a veces se escucha con coraje, y otras con enojo y molestia; pero sabías que ese es un pequeño extracto de la biblia, más exactamente de un pasaje de Mateo 7:6

“No den lo santo a los perros, ni echen sus perlas delante de los cerdos, no sea que las huellen con sus patas, y volviéndose los despedacen a ustedes”

Bien, no nos meteremos en rollos y debates teológicos, que no es mi estilo; pero esas palabras bíblicas, se quedaron en la mente de todos nosotros, cuando se trata de desperdiciar algo valioso con personas que no lo merecen.

Y porque estoy metiendo rollos filosóficos cuando se habla de amor, mmmmm, bien, creo que no hay mejor frase que exprese la acción de dar amor a quien no lo merece, es tan absurdo como darle perlas a los cerdos. Una gran metáfora para entender que las cosas valiosas no se pueden tirar como si nada a personas que no lo merecen. Pero no malentiendas el dicho o lo tomes de forma muy literal, no es que todas las personas sean “cerdos” y no merezcan tu amor, tu compañía o mejor dicho tus “perlas”, nooooo, se trata de entender que los mejores sentimientos no se pueden tirar a la basura, no se pueden desperdiciar con personas que no los valoran o no los atesoran como se debe.

Ah, el amor es tan extraño, es algo fugaz, algo que puede pasar en un breve instante y si pones la atención suficiente y tienes la suerte necesaria; puedas apreciar ese efímero milagro que sucede frente a tus narices, porque te guste o no, el amor pasa, ese sentimiento surge y se disipa tan rápido que solo puedes estar alerta y atento para cuando eso suceda, para disfrutarlo y para dejarlo ir cuando se termina. Extrañamente el amor ha sufrido muchos cambios, sobre todo en su apreciación y su duración.

Sabes, muchas personas se burlan de la forma en la que se quiere ahora, tiempos en los que las personas pueden decir “te amo” sin pensarlo a los dos días, y muchos dicen que eso sucede porque no se siente, solo se vive; pero sabes, yo creo que eso es algo incorrecto, que las personas sienten tan intensamente que por ese breve tiempo, el amor los envuelve y lo tienen que expresar y esa locura de amor, hace que las personas rápidamente decidan dar lo mejor de sí a otra persona. Que no está mal, pero hay que entender que el amor termina, en algunas personas más pronto que en otras y cuando eso pasa, no puedes aferrarte a seguir queriendo a alguien, que ya no te quiere, que se incomoda de escuchar tus sentimientos y tus mejores emociones.

Cuando eso sucede, es momento de pensar en guardar esas emociones para alguien que si las valore. Porque el peligro de dar amor a quien no lo merece, es que te deje sin nada, sin ganas de querer y sin nada valioso que dar a otra persona, que si lo merezca, no se trata de ser desapegado, se trata de dar amor a quien lo merece.

Pero es muy difícil esto de entender, que el amor debe ser reciproco y debe atesorarse; de hecho muchas de mis consultas actuales son referente a eso, dar amor a alguien que no lo valora, que no lo atesora y que no lo aprecia.

Hay que entender que no se puede desperdiciar los mejores sentimientos que se tienen con alguien que no los valora o aprecia, porque esos sentimientos no son ilimitados y cuando menos te des cuenta, ya no tendrás perlas que dar a alguien que si las merezca.

Dar amor a quien no lo merece, puede ser muy cansado, pero es algo que solo entenderás tú, cuando te caiga el veinte, de que lo que estás haciendo es la pérdida de tiempo más valiosa que hayas hecho jamás en tu vida.

Y sabes cuál es la mejor forma para entender la frase “no le des perlas a los cerdos”, cuando entiendas que tus mejores emociones y sentimientos no deberían incomodar a alguien, sino hacerle feliz. Cuando entiendas eso, cuando entiendas que tu amor debería alegrar a alguien, debería ser algo refrescante y reparador, en vez de incomodo o extraño, cuando entiendas eso, comprenderás que dar amor a quien no lo merece, es la forma más rápida para amargar tu vida.

En el momento que te des cuenta que tu amor no debería incomodar a esa persona, que extrañar tanto a alguien no debería hacerlo sentir raro, en ese momento entenderás que tu amor es para alguien más.

Así que por favor, deja de clavarte con alguien que no te quiere, deja de tirar tus perlas a la basura, y guarda todo eso increíble y bueno, que te hace tú mismo/a para dárselo a alguien que lo guarde en una caja fuerte para cuidarlo, para atesorarlo y para disfrutarlo como se debe. No dejes tus sentimientos en la basura, mejor espera a alguien que si los disfrute.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More