De solo recordar las delicias que se sirven en el desayuno de La Hacienda de Los Morales, comienzo a babear sin parar, y es que los platillos de su menú son tan sabrosos, que el desayuno se pondrá de moda y a cualquier hora del día querrás comerte los manjares que la cocina de este restaurante prepara al momento con ingredientes frescos de gran calidad.

En verdad, es todo un deleite y con platillos como este, en verdad el desayuno se convierte en la comida más importante del día, no solo por lo energía que aporta a nuestro cuerpo, sino porque los sabores de este festín te dejarán de buenas todo el día.

Después de 50 años, por fin este icónico restaurante de la CDMX abre su cocina por la mañana, para que todos los comensales hambrientos de auténtica comida mexicana puedan disfrutar en la terraza de esta hacienda los deliciosos desayunos que aquí se sirven.

Además de que la comida es deliciosa, en verdad es deliciosa, el ambiente hace que esta experiencia del desayuno, cobre un nuevo nivel y entre sus jardines, su flora y fauna y un agradable staff, sientes que estas fuera de la ciudad, en verdad te sientes en una hacienda disfrutando de la tranquilidad y el desayuno, el cual está a cargo del Víctor Ortíz, que te sorprenderá por la ejecución de los platillos y por supuesto el sabor.

Y lo mejor de esta experiencia es que el menú está bien pensado e incluye jugos, frutas de temporada, cereales, pan dulce, omelettes y huevos preparados a elección, así como platos típicos tradicionales.

El desayuno de La Hacienda de Los Morales estará disponible de 7:00 a 12:30 horas, de lunes a viernes y de 8:00 a 13:00 horas, sábados y domingos; en la Terraza del restaurante.

Ahora, estarás pensando que desayunar en este lugar será un lujo muy alto, pero, a decir verdad, lo único lujoso es la comida, porque hablando de precios, el ticket promedio de un buen desayuno bien servido en este lugar está en el rango de los $200 a $350 pesos, que si se compara con otros restaurantes es bastante interesante.

Realmente el precio se me hizo increíble, y la comida es deliciosa y todo lo que probé del menú me dejo sorprendida, porque todo es increíblemente delicioso, y para poderte dar una buena recomendación probé demasiados platillos, tantos que terminé rodando de salida, pero valió la pena, porque los desayunos de La Hacienda de Los Morales son tan ricos, que vas a querer probarlos todos y se ofrecen tradicionales como chilaquiles sincronizadas, quesadillas, enchiladas o molletes, así como algunos especiales de fin de semana, como la barbacoa o cochinita pibil.

Pero lo que te recomiendo es:

La panadería dulce del día, mi favorito hoy y siempre, el chocolatín, obviamente acompañado de un café de olla o un chocolate caliente de la casa.

Hablando de los desayunos, si te gustan las cosas dulces, la recomendación es y será el pan francés, que es LITERAL, el mejor pan francés que haya comido en la vida, es dulce, pero no tanto como para empalagarte, está acompañado de frutas del tipo berries, y el dorado y crujiente es tan impresionante, que vas a querer ordenar dos.

Pero si lo tuyo, es más bien lo salado y prefieres los huevos para desayunar, mis recomendaciones son los omelettes, en especial el de hutitlacoche que viene con unas ricas papas gajos; pero el mejor platillo con huevo que puedas ordenar es el huevo a la cazuela que trae queso, mucho queso, tocino y unos huevos hechos a la perfección.

Ahora que si tienes antojo de algo más tradicional puedes ordenarte unas quesadillas o unas enchiladas de cochinita pibil que te volarán la cabeza al espacio sideral con esta nueva forma de comer la cochinita pibil.

Definitivamente La Hacienda de Los Morales es hoy en día, el mejor lugar para ir a desayunar.

Leave a Reply