Reseña del restaurante Bellini

1

Un restaurante giratorio ubicado en las alturas de la ciudad de México en lo más alto de la torre WTC, cuya promesa básica es una vista maravillosa de esta incomparable ciudad, además de que en cada momento la vista es diferente, gracias al sistema giratorio del restaurante que hace un giro de 360° para que sus comensales vean toda la ciudad mientras comen o cenan.

Reseña del restaurante Bellini
El Bellini un restaurante fusión de comida internacional ofrece un menú muy pequeño en el que básicamente se ofrecen platillos italianos y franceses, pero también ofrecen algunos cortes de carne estilo NY, el menú incluye algunas pastas desde el clásico espagueti hasta la famosa lasaña, además de las preparaciones francesas más comunes como la sopa de cebolla, pato y Foie gras.
Eso sí prepara tu cartera para tener un costo promedio por comensal de $750.00 incluyendo bebidas, propina y cubierto ya que su carta es bastante costosa desde las entradas a los platos fuertes, las porciones son pequeñas y si vas a comer un menú de dos o tres tiempos esta comida te saldrá cara, pero bueno estas pagando por la experiencia romántica y la bella vista de la Ciudad de México.

El Bellini que puedo decir de este lugar, la vista es impactante, pero bien la sensación de movimiento puede llegar a ser molesta para personas sensibles, este restaurante te ofrece un ambiente ideal para el amor y vaya que lo cumplen, una promesa cumplida y con creces ya que la atmosfera es muy romántica, acogedora y especial, si bien a este restaurante vienen muchos turistas o personas atraídas por la vista, no es un lugar familiar, el menú será detestado por los niños y personas que no estén en pareja se sentirán fuera de lugar por el ambiente que se ha desarrollado para este restaurante, un lugar para que surja el amor, la comida está bien pero no es el lugar al cual iría yo a comer regularmente basándome en los altos precios y las expectativas que yo espero al pagar casi $1,000.00 pesos o $75 dólares por una comida.

En esta oportunidad probé la sopa de cebolla cubierta por pasta de hojaldre la cual fue gustosa, seguida de una lasaña NORMAL, nada destacable, un pastel de chocolate y el pastel de queso si bien el pastel de chocolate fue lo que hizo mi noche gastronómica de los demás elementos gastronómicos que ofrece el Bellini solo puedo decir que fue comida rica PERO NO EXTRAORDINARIA.

El servicio en este restaurante ES LENTO, muy, muy lento y a pesar de que estaba al 50% de su ocupación tuvimos que esperar por cada platillo alrededor de 35 minutos, algo imperdonable en un restaurante y más si piensas que tu cena dura 3 horas, es más hasta para traer el postre tenías que esperar una increíble eternidad.

Bellini es el lugar para ir con tu pareja, estar en una mesa acogedora y escondida bajo la luz de las velas y susurrarse palabras románticas, vas por la atmosfera, no por el servicio o la comida.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More