Cuando llueve sobre mojado

0

Alguna vez has oído esa expresión, llueve sobre mojado; una frase que parece poética, o hasta el nombre de la canción romántica de Fito Paez ft. Joaquin Sabina, pero noooooo, llueve sobre mojado es una expresión que va muy de la mano de las leyes Murphy, de esas veces en lo que todo lo que puede salir mal, sale peor, y todo se junta, como una avalancha de malas decisiones estrellándose en tu cara o una desafortunada cadena de eventos desafortunados te recuerdan que lo que siembras cosechas.

Entonces, luego te acuerdas de que no todo lo que te sucede es una consecuencia casual de tus actos, sino más bien son eventos casuales, que un buen día, por orden del cosmos o plan extraño de la vida, simplemente te pasan y comienzas una racha de muy mala suerte, en la que todo lo que podría pasar mal, sucede, incluido que se te pierdan las llaves, tu paraguas se rompa en medio diluvio, en fin, como si toda tu mala suerte se juntará karmicamente en determinado momento de tu vida, para recordarte lo divertido que es vivir o por lo menos darle mucha emoción a tu vida, con una serie de eventos imprevistos que te hacen recordar la expresión llueve sobre mojado.

Pero, ¿qué significa el dicho llueve sobre mojado?

Bien, existen muchas atribuciones a este viejo dicho popular, algunas apuntan a que llueve sobre mojado, significa cuando no se está aportando nada nuevo a un tema en particular, que esta significación sería la más coherente; pero de forma popular todos usamos el llueve sobre mojado, para cuando vives una situación problemática y a esta se suman más problemas.

Llueve sobre mojado se usa de forma cotidiana, para cuando una lluvia torrencial de problemas agobia tu vida, el dicho que se usa para cuando todo lo que te podría salir mal, sucede.

Y eso me está pasando en estos momentos, vivo una etapa de mi vida muy caótica en la que llueve sobre mojado, y se suman muchos problemas y caos a mi apacible vida.

Pero he tratado de darle perspectiva a esos problemas y vivencias que estoy enfrentando y creo que la única forma para salir lo más seca que se pueda de este aguacero es ir resolviendo poco a poco, y uno a uno, los problemas que están tocando a mi puerta estos días.

Supongo que estos retos hacen más interesante el proceso de vivir y le ponen chispa a la vida, pero a veces creo que la vida exagera con los retos que nos pone y el cómo debemos enfrentarlos.
En este momento me gustaría un respiro, y bueno, tampoco es que deba ser tan dramática, los tengo, o más bien me los doy mientras sigue lloviendo sobre lo que ya está muy mojado.

Creo que es una enseñanza de la vida, o debe haber una moraleja escondida tras estos asuntos que debo resolver y que hacen que mi vida sea un caos en lo personal, en lo familiar, en lo amistoso, en lo amoroso, en fin, me está lloviendo sobre mojado.

Leave a Reply