Todos somos influenciables

0

Neta, literal, todos somos influenciables, todos dejamos que la opinión de algún extraño o tercero influencie nuestra opinión, pero claro, esto solo sucede cuando nos quieren influenciar sobre algo que no conocemos, una persona que todavía no es muy íntima de nosotros o con ideas nuevas. Digo, somos influenciables más no tontos, y es que por alguna extraña razón la buena o mala opinión de los demás sobre algo, eso afecta nuestro juicio así como las ideas que tenemos sobre algo.

Y no estoy hablando de que seamos manejables o manipulables, que hay personas que lo son, pero es un hecho que no podemos negar u obviar, que las opiniones de los demás nos afectan, afectan nuestras ideas y percepciones sobre las cosas.

Notas Relacionadas

Por qué te dejé ir

No me gustan las críticas

Mis mejores frases

Fuerza de voluntad CERO

Solo has un experimento y habla bien de algo o alguien, las impresiones que generaras influenciarán la dinámica con la que las personas que te escucharon se relación con una persona o una idea.

Siempre lo he pensado, la primera idea que tenemos sobre algo nos define, pero las ideas posteriores a ese pensamiento, son las que nos hacen actuar. Y normalmente todos somos influenciables y dejamos que la primera idea que tengamos sobre algo, sea a partir de las opiniones o experiencias que han tenido los demás definan muchas de nuestras posturas.

Esto es muy claro en un capítulo de South Park cuando Kyle se hace amigo del niño sin amigos en Facebook, si bien Kyle no conocía a ese niño, nunca había interactuado con él y de cierta manera sintió lástima porque no tenía amigos, la idea de los demás sobre ese niño y como afectaba su percepción y la de Kyle, terminaron en que ya nadie quería hablarle a Kyle, ni ser su amigo, cuando resulta que era el uno de los niños más populares del mundo.

Todos somos influenciables

Así de influenciables somos y la presión social que mete nuestro entorno nos hace muchas veces seleccionar a nuestras amistades, hobbies o pareja.

Pero, ¿Por qué carajos lo hacemos?, porqué dejamos que la opinión colectiva de los demás afecte nuestras percepciones y/o nuestras decisiones; porqué dejamos que lo que piensan los demás o el statu quo de las cosas modifiquen nuestras preferencias.

Acaso no deberías ser amables y respetuosos con las personas que nos muestran esa misma bondad y amabilidad, pero cuando los estereotipos y la sociedad se oponen a ciertas interacciones dejamos que esas opiniones nos afecten.

Y me puse mucho a pensar en esto, y no es que yo vaya escuchando los consejos colectivos de la sociedad o lo que quieren para mí, de hecho, siempre he creído que me vale berenjena, pero el otro día mientras muchas personas externaban una opinión muy negativa sobre alguien; alguien que me ha tratado de forma amistosa y con respeto, en ese momento empecé a sentir como dentro de mi crecía una especie de inconformidad con esa persona, como si esas ideas fuesen contagiosas y esas malas ideas y prejuicios se estuvieran anidando en mi cabeza.

Supongo que todos somos influenciables, supongo que eso nos hace humanos, pero lo que nos hace inteligentes es la capacidad de diferenciar las ideas de los demás, sobre nuestras experiencias propias.

No sé trata de permitir que la idea u opinión de alguien más se imponga en nuestra cabeza, sino escuchar, decidir y elegir cuales son las ideas que permitiremos crecer para que influencien nuestro comportamiento.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More