Home Notas Random Personas que no paran de reír

Personas que no paran de reír

0
2321

Incluso mientras hablan tienden a reírse de todo y por todo; es más a veces puedes encontrarte a alguien que para conversas sobre cualquier cosa, hasta temas serios lo hacen sin parar de reírse; con una risa real, y espontánea, una risa que es provocada de forma verídica y real por cualquier cosa, incluso porque te caíste, se te está cerrando un ojo, tartamudeaste, bostezaste o lo que sea. Hay personas que simplemente se ríen de todos y de todo, de la vida, de lo que dices e incluso de ti; lo peor es que se nota que es una risa natural y franca, se ríen en tu cara, mientras te ven y tratan de conversar contigo.

Y hacía muchos, muchísimos años que no me topaba con una persona así, de esas que bajo el viejo dicho mexicano se dice que “comieron payaso”, pero ayer el taxi que tome en la mañana, muy temprano, ese radio taxi que llego 25 minutos tarde por mí, era conducido por una de esas personas que no paran de reír. Llego tarde por mí y solo podía reírse; me hacía la plática y contaba su chascarrillo bobo de la mañana, y también reía, él era el único que reía por cierto; yo decía algo serio y adivinen qué, obvio, se reía; me contó una anécdota de que lo asaltaron en un taxi hace 17 años y también termino en risas esa anécdota; pero obvio de él.

Estar con esta persona, me hizo vivir un déjà vu, me llevo directo al pasado, a mis días de universitaria, para recordar a mi compañera Susana, que se reía de todo, por todo y de todos; digo, después de estar charlando con ella más de 15 minutos, su risa boba era molesta y evidenciaba la carencia de alguna idea, digo, hay personas que cuentan chistes, sí, hay personas que hacen reír a los demás y a veces si tienes algo de mala suerte puedes toparte con personas que no paran de reír nunca; sin importar que sea ofensivo y grosero para la otra persona.

Así me pasaba en la universidad, y a veces era el hobbie de SusiQ, reírse cuando yo hablaba, para mi buena suerte ese patrón se repetía con todas las personas que platicaban con ella; no paraba de reír y desde el 4to piso de la escuela, se podía escuchar reír la sonora, aguda y estruendosa voz de aquella mujer.

En este mundo hay personas que no paran de reír, incluso cuando llegan tarde, cuando alguien tuvo una desgracia o cuando hay que hablar de forma sería; hay personas que de forma natural tienen esa habilidad, simplemente ríen.

Y no es crítica, por lo menos en este momento, lo digo en serio, ya que a mí me sorprende esa capacidad que tienen algunos para no tomarse la vida en serio y reírse de todo, por todo y con todos. De verdad, a mi esa capacidad para reír de forma natural me impresiona, sobre todo porque yo soy muy sería y la vida me la tomo siempre muy en serio.

Tal vez ahí radica mi asombro, en que yo no puedo reír mucho y menos a carcajadas, mucho menos si estoy platicando con alguien, simplemente no puedo por respeto a la otra persona y entender la conversación; pero ello no implica que los demás no puedan hacerlo.

Ahora, mi postura frente a las personas que no paran de reír es una encontrada, por un lado me parece muy bien que existan personas que no se tomen nada en serio y tengan esa grata habilidad para reír; sin embargo por otro lado me parece una tremenda grosería que las personas no puedan hablar en serio, cuando se habla en serio, en esto aplica lo de no te ríes conmigo, sino te ríes de mí, pero lo peor, es que no conté ningún chiste, hablaba en serio.

Para algunos la risa puede ser una maldición, principalmente para aquellos que se ríen de los demás mientras platican.

La risa está permitida cuando escuchas un chiste, ves algo gracioso, estás viendo EPICS FAILS EN YOUTUBE, cuando se cayó tu amigo, cuando alguien tiro algo, en esos casos está bien reírse; pero está muy mal hacerlo cuando estás hablando de cosas serias.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here