Nos medimos en función de los likes

0

Acaso ya estamos viviendo en un capítulo de Black Mirror, o será que la horrenda realidad está a punto de superar la ciencia ficción, ¿qué es?, ¿qué está sucediendo?

Solíamos pensar que una sociedad de personas que viviera en función de sus seguidores, en especial de los likes que recibe en sus redes sociales, eso es algo que solo se veía en la extraña ficción de la serie Black Mirror, sí, y no es metafórico pensar que algo así solo podría suceder en ese mundo oscuro, porque, de hecho, tienen un capitulo exagerado, o que solía verse exagerado, de nuestra codependencia de los likes.

via GIPHY

Pero hoy estamos viviendo una exagerada realidad, en la que eso no es ficción y todos viven estresados y al pendiente de esas mediciones, porque ahora nos medimos en función de los likes.

 

 

Así es, y un pequeño macabro numero nos define, nos rankea, para darnos un nuevo lugar en este mundo, al cual pertenecemos en una extraña escalera de números en el cual la ecuación de seguidores entre número de likes o reacciones es lo que nos da valor.

via GIPHY

Y antes eso era metafórico, como una especie oscura de panorama que amenazaba la vida física, pero ahora, eso no es metafórico, no es una amenaza, para rankearnos a todos como personas deseadas o indeseables de acuerdo al número de personas que nos sigue en una red social, con una presión que no solo viven los influencers o las marcas; también el resto de los demás mortales del mundo, tú y yo, igual estamos en ese juego de los números macabros de Facebook, Twitter, Instagram y hasta Snapchat, ahora estas redes sociales nos definen, nos dan identidad y hasta un valor aleatorio que se genera cuando muchas personas no siguen, nos comentan, nos comparte o nos dan like.

 

¡Qué enfermizo!, ¿no?

 

 

El cómo nos da valor una acción tan simple, tan irreal, tan poco pensada, y estamos a un comentario o mejor dicho un like de ser alguien en este mundo o no.

via GIPHY

Supongo que le vendimos nuestra alma al diablo con el primer like que recibimos o cuando tuvimos el primer seguidor, porque ese fue el comienzo del fin, y ahora todas nuestras métricas de popularidad, genialidad, altruismo y hasta capacidades se miden en función de un corazón, un pulgar arriba y las personas que lo hacen.

 

Antes nos dividían los idiomas, las diferencias raciales y hasta las ideas, pero, ahora en el mundo 2.0 lo que nos separa unos de otros es un número en redes sociales, la pregunta es, ¿Por qué lo hacemos?, ¿por qué lo permitimos? ¿por qué dejamos que los likes sean una métrica de valor social?, ¿por qué nos medimos en función de los likes?

You might also like

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More