Las relaciones formales – razones para no tener amigos

0

Lo sé, suena loco, suena extremo, suena a una locura que diría un personaje siniestro, oscuro y solitario de la televisión, y es cierto, debo reconocer que esta idea sobre declinar la amistad para tener en vez de eso, relaciones formales, es algo que vi en la tele; pero ciertamente me dejo pensando, me dejo intrigada sobre la naturaleza de la amistad, y cómo muchas veces nos hace caer en interpretaciones erróneas y nos dejamos llevar por la emoción.

Bien, mi postura frente a la amistad, es algo pesimista, debo aceptarlo, y es que para mí pensar en un amigo, bajo el concepto de total lealtad, compañía, fraternidad y respeto, es algo que no es posible; porque tengo muy claro que todo amigo va a fallarte, porque es parte de la naturaleza del ser humano.
Insisto, lo sé, es algo triste si se mira de forma simplista, pero si analizamos la naturaleza humana, y el que todos fallamos, el que estamos hechos para fallar, entonces es lógico ver una amistad desde una perspectiva más humana.

Notas Relacionadas

Ahora, no estoy diciendo “no espero nada de los demás”, noooo, espero mucho, y entre esas muchas expectativas, también espero que me hieran, que me lastimen, que me mientan y que hagan cosas malas, porque eso es parte de la vida, es parte de las relaciones, es parte de la amistad, es parte de ser humanos.

Por eso veo de esa manera la amistad, como algo, que tarde o temprano va a fallar, porque por experiencia y lógica, sé que lo hará; pero eso no me evita que deje de buscar amistades. Sin embargo, el otro día escuche algo impactante sobre las relaciones, la amistad y como nos relacionamos con los demás y me quede intrigada con las relaciones formales, esas que excluyen una amistad y solo se basan en un trato y una relación lógica, que excluye las emociones.

Así que me quede pensando en las razones para no tener amigos, mientras claro, todos los demás, están buscando razones para sí tenerlos, yo me encuentro analizando las razones, los pro´s y los contras para no hacerlo, para de forma práctica tener una existencia menos complicada, sin fallas, sin decepciones, con relaciones bien claras y establecidas.

Después de todo, sabemos que amigos se cuentan con la palma de la mano, pero que tal, si sacamos de nuestra vida el factor emocional, sentimental y las emociones para hacer todas nuestras relaciones formales.

Y algo muy interesante acerca de eso escuche el otro día:

Las relaciones amistosas son peligrosas, se prestan a ambigüedades, malentendidos y conflictos, y siempre terminal mal. Las relaciones formales por otro lado, son claras como el agua de manantial. Sus reglas están talladas en piedra. No hay riesgos de malentendidos y duran para siempre.

Debe saber que no me agradan las relaciones amistosas. Pero soy un gran admirador de las relaciones formales.

Tal vez esa sea la clave para evitar malos entendidos, tal vez esa sea la razón #1 para no tener amigos, evitarte problemas y tener las cosas bien claras sobre lo que se espera de ti y lo que se espera de la otra persona.

Una relación formal.

Aunque claro, el único contra de las relaciones formales, es su pro, y es que no tienes amigos.

Si bien los amigos pueden ser problemas en ciertos momentos, los amigos también son otras cosas, experiencias y emociones que de otra manera no vas a vivir, aunque una vida sin amigos, evita mal entendidos y frustraciones.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More