Amor y Sexualidad

Claves para que tu cena de primera cita sea exitosa

Aunque una persona haya pasado por varias citas, la realidad es que una nueva siempre causa algo de temor por una condición humana normal de miedo al fracaso. Por esta razón, es conveniente tener una idea del comportamiento normal que se debería tener, sin que esto llegue a afectar tu personalidad.

Las cenas son el momento ideal por excelencia. Esto ya tiene un buen tiempo de uso y su proyección de éxito es mucho mayor. Puede deberse al hecho de que se desarrolla con tranquilidad, ya que ninguno debe salir a la carrera para el trabajo como sucede después de la comida, se vuelve un escenario más íntimo o existe mayor posibilidad de que la noche culmine con el amanecer, en caso de que ese sea el interés de ambos.

A ponerse de acuerdo

El primer paso es evitar las sorpresas. Como no existe un real conocimiento de la personalidad y gustos los dos, lo mejor será elegir el lugar de encuentro entre ambos. Quizás no sea necesario que la decisión se lleve mucho tiempo como sí podría ocurrir en caso de ir al cine o de shopping.

Vestimenta

La apariencia es un punto vital, ya que es la primera impresión que se va a llevar de ti. Vestirse bien cuesta poco y hay accesorios que destacan.

Lugar de encuentro

Aunque los restaurantes de lujo siempre tomarán un lugar especial en la lista, lo mejor será dejarse llevar por opciones menos sofisticadas en la primera cita, así se evitará quedar mal en caso de que no se tengan amplios conocimientos en gastronomía ni un paladar sumamente educado en vinos. Pero, al final lo importante es que ambos estén cómodos.

Los modales

La cena es el momento perfecto para dejar en entendido la buena educación. No necesariamente se trata de conocer la funcionalidad de los 40 tipos de cubiertos que te colocan de lado y lado, sino saber la forma aceptable de consumir los alimentos. Es lógico que el diálogo sea básico, pero no puede ser un impedimento para disfrutar de la comida. Pero, cuidado también con dedicarse solo a comer y nada de hablar. Es necesario que exista un equilibrio.

Evidentemente, también habrá que tener un control serio sobre la bebida. Consumir un par de copas de vino estará bien, pero beber en demasía hasta acabar con los sentidos distorsionados, no será valorado con agrado.

Dentro de los aspectos finales se encuentra el trato dado a los camareros. Ellos son personas igual que nosotros que hacen un trabajo de servicio, por lo tanto están ejerciendo un trabajo de integridad y deben verse como tal.

Y, por último, un detalle no muy caro pero que rompa el hielo también es bien recibido.

El pago de la cuenta y otros temas finales

Uno de los momentos que más causa incomodidad al final de la velada es el pago de la cuenta. Con los cambios que se han suscitado durante este siglo y el anterior, la igualdad de género ha tomado tanta fuerza que algunos hombres pueden tener confusión entre la opción de galantería que les hace pagar ellos mismos toda la factura o dividirla con la pareja.

Pues bien, para evitar cualquier problema al respecto, lo mejor será hablarlo. De esta forma cada uno podrá dejar clara su posición y hacer que el momento se desarrolle lo más tranquilo posible. Un buen acuerdo será siempre que uno pague esta cuenta y el otro la siguiente, así se deja la ventana abierta para un nuevo encuentro.

Si durante la cena ya se evidenció de que hay posibilidades de continuar la velada en otro lugar, las noches de discoteca siempre serán una opción.

Y, si ambos quieren continuar con la relación a sabiendas de que su primer contacto fue en una página de citas, entonces serán experiencia viva para sus amigos solteros de que estos sitios en Internet sí pueden ser el lugar ideal para conseguir al amor de su vida.

author avatar
Yes
Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com

Yes

Bloguera de hueso colorado desde el 2008. Porqué siempre hay algo que decir yes@elblogdeyes.com