La cultura Wannabe

3

Del want to be al Wannabe

El querer ser, la búsqueda de la identidad, la ansiedad por emular a alguien más popular que uno mismo; es un tema que ha cautivado a gente de Hollywood, escritores, guionistas de tele, blogueros y más. Esta cuestión ha sido inspiración para el desarrollo de grandes personajes del entretenimiento, que reflejan el síntoma de una enfermedad social llamada “aceptación” que va en contra de la esencia misma del ser, la identidad y la aceptación.

Notas Relacionadas

¿En qué parte del camino se confundió el querer ser con el deber ser?

Pero ¿Qué es toda esa onda Wannabe?
La palabra Wannabe es una contracción del ingles “want to be a wanabbe” y se refiere a la imitación de las actitudes o personalidad de alguna otra persona que tenga carisma y popularidad.

Pero, ser un wannabe no nada mas se queda en querer ser algo.

Una persona wanabbe va más allá del límite, exagerando en una forma negativa y absurda la personalidad de alguien más; es decir, una copia del alguien sin chiste, sin identidad que busca y anhela la aceptación de un determinado grupo de personas, y en la mayoría de los casos esta actitud sincera y exagerada de imitación produce un efecto opuesto al deseado generando un mayor rechazo al presentarse al mundo como un bufón.

El termino wannabe surgió en los 80´s en la revista Newsweek, pero no fue hasta 1985 cuando John Skow en la revista Times popularizo la nueva terminología en un articulo sobre Madonna y sus emuladores fans. Actualmente usamos este término para referirnos en forma peyorativa a las personas que imitan ciertas actitudes de una persona o un estereotipo social buscando la aprobación de cierto grupo.

Todo este asunto me da vueltas todavía y me pica la razón, al intentar analizar ó comprender porque alguien tendría que dejar de ser lo que es, para convertirse en lo que cree que debe ser. Me cuesta mucho entender porque se necesitaría cambiar de pensar, de actuar ó sentir para simplemente encajar en cierto rol social.

Y es que es normal anhelar y querer ser alguien mejor, más culto, más inteligente, más estético, porque ese es un aspecto normal y comprensible en el ser humano, el superar sus expectativas y romper los limites, pero, sin perder de vista lo que somos para ser alguien que no queremos ser.

Creo que el chiste para no caer en el temible wanabbe es saber quién es uno mismo y ser feliz con eso.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More