Elegir pobremente, malas elecciones

0

El fin de semana pasado tuve uno de esos flashbacks muy vividos al pasado, de esas veces que algo te transporta a otro tiempo, en el que presuntamente la vida era más simple; pero cuando lo piensa fríamente, la vida sigue siendo la misma, con las mismas complicaciones en los mismos temas, nada cambia solo se vuelve más sofisticada la forma en la que sufres. Pero nos gusta creer que la vida en tiempos pasados era más fácil, eso nos gusta creer.

Así que cuando el fin de semana pasado me encontré en Sony, un mini maratón de 6 capítulos de How i met your Mother, pues obvio, los vi, sin importar que fueran los capítulos doblados, cuyo doblaje es tremendamente malo, eso no importaba, yo quería ver esos capítulos clásicos de un de mis series favoritas. Es más, estoy pensando muy seriamente en ver la serie otra vez, por segunda vez este año, pero en su idioma original. Así de buena esta y por otro lado, pues los fines de semana no hay mucho que ver o hacer, esa fue la razón principal para descansar la mente, tomar ideas y encontrar inspiración en la caótica vida de Ted Mosby, y así fue, me encontré con varios capítulos muy interesantes sobre vivir, que es igual de complicado que hace unos meses o hace unos años.

Notas Relacionadas

Y me encontré con el capítulo de las personas enganchadas, es decir, cuando alguien te mantiene enganchado como plan B, para reforzar su autoestima y sentirse seguro, pero contigo no quiere nada más de eso.
Esos capítulos te dejan pensando y tratando de recordar a quien has enganchado y quien te ha enganchado. No es algo planeado malévolamente, a veces simplemente pasa, ya depende de uno decidir si se queda enganchado o sigue buscando a alguien más, a alguien que desee ese extra.

Pero bien, ese no fue el capítulo que me dejo pensando, sino el de las elecciones pobres, elegir pobremente y toda aquellas malas elecciones que hacemos en la vida, por no pensarlo bien, por apresurarnos y a veces simplemente porque tenemos tan mala suerte, que todas nuestras elecciones son pobres.

El capítulo del cual hablo, es uno de la última temporada, cuando Barney se burla de Ted, y hace una metáfora de la película Indiana Jones, cuando tiene que escoger el Santo Grial y Ted, termina eligiendo pobremente la primera copa que se le ocurre y entonces explota convirtiéndose en polvo, mientras que una especie de fantasma o líder espiritual le dice, has elegido pobremente:

“You chose poorly”

El capítulo debo decirlo, no es tan gracioso como otros y ver a Ted pasar de una mala elección a otra sin pensarlo y vivir con las consecuencias no es algo muy divertido, sobre todo si se piensa, que eso, que le pasa a él, puede pasarte a ti. No sé, es como ver a un hombre sufrir una terrible calamidad que es factible que te suceda a ti, eso para nada es gracioso, hasta que te pasa y ves a ese fantasma o líder espiritual y escuchas en tu cabeza, con la misma voz solemne, “you chose poorly”

Has hecho malas elecciones, para elegir pobremente las cosas de tu vida.

Y es justo en ese momento, en el momento de elegir pobremente, que comprendes la metáfora de ese capítulo. Hacer elecciones apresuradas para darte cuenta que si lo hubieras pensado un poco más, solo un poco, en ese momento estarías en otra circunstancia, en otra posición, una de suerte.

Así me paso el otro día, un extraño día en el que tuve que elegir pobremente, todo el jodido día y no sé porque, simplemente solo podía resignarme a vivir con esas malas decisiones que había hecho, alzando los hombros encogiendo la cabeza y aguantado. Pues ya que, era lo único que podía hacer mientras pensaba en eso de elegir pobremente y con una fuerte convicción de que de ahí en adelante mis elecciones serían más pensadas, mas evaluadas o con un fuerte soporte en alguna loca corazonada, así por lo menos si elijo mal, por lo menos tendré una razón para hacerlo y aunque tenga que escuchar esa voz mental que dice:

You chose poorly, más que una frustración o regaño será una experiencia.

Además, también creo que las cosas, los errores, las malas elecciones y elegir pobremente es parte de algo, es parte causal de muchas acciones que se gestaron hace mucho tiemó, para convertirse en un plan, en parte de algo.

Estoy convencida que esas cosas, esas malas elecciones cuando son esporádicas o casuales, son parte de un intrincado plan o la consecuencia de las acciones que hemos hecho, y tal vez todo pasa por algo, el chiste es esperar para conocer ese algo.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More