Desventajas de ser honesto

3

El otro día me vi metida en una charla sobre la sinceridad, una apología extraña en la que por unos momentos yo era defensora y extrañamente también me volví detractora de este concepto; seguro así nos pasa siempre en esto de vivir, algunas veces estamos a favor de algo y dependiendo del contexto, nuestros sentimientos y a veces una idea, es que entonces nos ponemos contra algo.

En este caso la honestidad, de hecho, esa conversación empezó de forma extraña, un debate en el que la verdad era algo más que un concepto filosófico, puro e idealista, para convertirse en un concepto material; la verdad sobre la verdad en busca de la verdad, y en ese proceso se sobrevalua y otras tantas se subvalúa, dependiendo obviamente del contexto al cual queramos adaptar esa verdad.

Notas Relacionadas

Bien, cuando estudie filosofía algo aprendí, que existen valores éticos que son universales y por más que se analicen, siguen siendo valores universales que nunca van a cambiar o modificarse; uno de esos valores universales inalterables era la honestidad, es algo que simplemente existe, cuando existe, obvio, algo que no se puede alterar, un concepto que habla sobre la verdad y el honor.

Dirían los filósofos modernos que en la actualidad, en tiempos de crisis, la honestidad es algo en desuso, pero en realidad, ¿Qué es ser honesto?, la honestidad es una cualidad humana que consiste en ser coherente y sincero, en base a los valores de la verdad y la justicia, en un sentido muy estricto y simple, la honestidad es el respeto a la verdad, a los hechos y las personas; pero en este proceso de valorar la verdad, hay otro principio básico y es la subjetividad, porque la relación de verdad surge únicamente cuando una persona experimenta todos estos aspectos, para verlos desde su única y peculiar perspectiva. Por ello digo, que la honestidad adquiere un aspecto subjetivo y es porque en base a los principios, vivencias e idiosincrasia de una persona es que se experimenta esa honestidad.

Alguna vez te has puesto a pensar como eso de ser honesto y honrar la verdad y a justicia; te has dado cuenta que a veces ser honesto lastima a las personas. Será ese el motivo por el cual la honestidad está en desuso, porque no es práctica ejercerla.

Y no se trata de decir todo aquello que pienses, en pro de ser honesto, porque para respetar ese principio ideológico, te repito, la honestidad debe honrar a la verdad. Ok, creo que ya me estoy acercando a la esencia en este debate sobre la honestidad. Que por cierto si se trata de respetar a la verdad, habría que estar conscientes de que muchas veces la verdad duele de formas poderosas.

Pero hablar con la verdad siempre, es algo poderoso, claro, sería más poderoso y productivo hablar siempre con la verdad y la razón en la mano, pero algo que sabes conforme creces y maduras, es que pocas veces la razón está de tu lado, por más que pases la vida buscando a la razón, la razón nunca está contigo, solo te queda tratar de hacer lo correcto, hablar con la verdad y tratar de ser honesto contigo y con los demás en todo momento.

Motivo por el cual siempre he defendido a la verdad, a la honestidad, porque no encuentro otra manera posible de hacer las cosas y convivir con los demás, más que con la verdad, decir lo que pienso, lo que siento y ser congruente con ello; y en base a esa congruencia procuro ser una persona correcta, que actúa para hacer las cosas como deben ser. Pero entonces pienso todas aquellas veces que me he visto envuelta en mentiras o cosas que no son honestas y no porque yo haya sido mentirosa o deshonesta, sino porque en esta vida, actualmente ya nadie es honesto, nadie.

Lo cual es frustrante, por lo menos para mí, que siempre procuro ser honesta, procuro decir las cosas como son, basadas en la verdad y por ello creo siempre que los demás, harán lo mismo, cosa que no sucede.

Es en esos momentos cuando descubro las desventajas de ser honesto, que son muchas, ser honesto en un mundo de mentiras te pone en desventajas, porque desgraciadamente para sobrevivir en estos tiempos de crisis, en los que la verdad y la honestidad son cosas malas, ser de las pocas personas que procura ser en todo momento honesta, es difícil, y más cuando incluso tu rostro delata todos tus pensamientos.

Pero te imaginas que pasaría si todos dijéramos la verdad, nuestras pretensiones reales hablando de amistad o amor, que pasaría si no pudiéramos decir una sola mentira, acaso pasaría como en la película “The invention of lying” protagonizada por Ricky Gervais, acaso sería así y la honestidad sería brutal y egoísta, bueno, a hay que reconocer que muchas veces la verdad tiende a tener esos rasgos.

Tal vez por ello en la actualidad hay muchas contras cuando somos honestos, por ello hay quienes dicen que la verdad actualmente está siendo sobrevalorada, pero que acaso no es lo contrario, porque todas nuestras relaciones tienen que estar adornadas con mentiras, ¿Por qué?

Hablando de amor, te imaginas que pasaría si se fuera honesto con lo que esperas y deseas de la otra persona, seguro pasaría que seríamos felices; pero te has puesto a analizar la honestidad de tus sentimientos, que pasaría si le dijéramos a las personas lo que realmente queremos de ellas. Muchas veces las pretensiones que se tienen con los demás, son vacías, son efímeras, son rapidas.

Te imaginas que pasaría si le dijeras a alguien con honestidad:

  • No te quiero, pero de momento no tengo a nadie, así que para pasar el tiempo tú me sirves bien.
  • No quiero nada contigo, pero tienes buen cabuz.
  • Voy a usarte para darle celos a alguien más.

Te imaginas que pasaría si la verdad saliera a la luz, creo yo que una masacre, igual pasa cuando tienes sentimientos honestos, y pasaría lo mismo si le dijeras a alguien:

  • Te amo

En este mundo, creo que a veces es mejor no ser honesto.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More