Dónde está la felicidad

Qué, tengo que ver 50 veces la película En busca de la Felicidad para encontrar la clave para ser feliz, ¿es eso?

0

O tal vez, ¿hay un especifico lugar dónde debemos buscar?, acaso es eso, y la felicidad está oculta en una ubicación secreta, escondida por personas de poder y para hallarla hay que encontrar el mapa que nos lleve a este tesoro, ¿esa es la respuesta?, ¿encontrar un mapa?; ahora entiendo, yo que estaba buscando un concepto intangible emocional, cuando debía buscar un mapa.

La persecución de la felicidad, suena a la tortuosa trama de una película de Will Smith, y en esta búsqueda o persecución, cada protagonista deberá sobreponerse a una serie interminable de pruebas que pone la vida, porque esta, solo otorga a las personas más perseverante y con más resistencia emocional, esos breves segundos que llamamos felicidad.

Tal vez sea eso y para encontrar la felicidad hay que ser primeramente muy infeliz y aguantar con resistencia las dificultades que nos pone la vida.

Puede ser ¿no?, para ser feliz, primero hay que ser intensamente infeliz y miserable.

O por lo menos, hacía allá apuntan algunas suposiciones sobre lo que significa hallar la felicidad; aunque igual puede ser que esta sea la visión hollywoodense algo dramática con tintes románticos y muy inspiracionales sobre dónde está la felicidad, cómo ser feliz yuxtaponiéndose con las difíciles batallas de vida que en cierto punto nos toca librar.

Digo, no sería igual de impactante ver a un wey pacheco, simple y honesto que todo el día es feliz, simplemente porque es feliz, con poco o mucho, solo es un tipo feliz que sabe y conoce perfectamente el sentimiento; versus un hombre que sufre de forma continua una gran cantidad de problemas que se resuelven conquistando el éxito y encontrando por unos fugaces instantes lo que es ser feliz.

Creo que nos han enseñado a que la felicidad, es fugaz, es rápida y solo sucede después de una intensa batalla, lo cual hace más reconfortante a la felicidad.

Bien, todos los que vivimos en esta vida, en este mundo, aquí y ahora, sabemos que vivir tiene muchas complejidades, retos y conlleva siempre de forma intrínseca sufrimientos.

Tal vez la miseria y la infelicidad, sea parte de la cualidad humana, y por más que anhelemos ser felices, a veces nuestra misma naturaleza nos traiciona; aunque bueno, la vida actual, sus problemas, la política económica global, la inseguridad, gente egoísta, el calentamiento global, que tu crush no te pela, que odias el trabajo, que quieres irte de vacaciones, todo eso va sumando para hacer presente la magnitud de las complejidades y la infelicidad de la vida moderna.

Ok, analizando el tema de nuestra infelicidad crónica hay dos vertientes:

Somos infelices porque es nuestra naturaleza o lo otro, somos infelices como resultado natural de las horribles vivencias a las cuales nos enfrentamos todos los días.

Hagan sus apuestas, y díganme cual es el motivo de la infelicidad social, aunque tal vez no es una en específico y termina siendo una combinación de ambas, el combo fatality que nos tiene en la miseria emocional.

Bien, entiendo, no estoy pidiéndole a nadie que sonría a la vida, cuando su mente se ahoga en problemas, conflictos, pagos y resolución de problemas; pero de forma crónica esto nos está llevando al borde del colapso para sumergir a todos en una depresión tan inmensa, como normal, así todos terminan sufriendo de forma interna esta tristeza crónica que permea en toda su vida, quitando el aliento, la emoción, las ganas y la pasión por vivir.

Eso nos lleva nuevamente a la pregunta inicial ¿dónde mierdas esta la felicidad?

¿Acaso es mucho dinero?, ¿encontrar el amor?, ¿cambiar de trabajo?, ¿conseguir un coche o un aumento?, ¿tener el playlist adecuado?, ¿sentarte en el lado correcto del sillón?, ¿qué?, en serio, ¿digan qué es?

Estamos viviendo en el momento de la tristeza crónica en la cual nos aferramos a cualquier salvavidas, que nos mantiene a flote, pero no nos rescata de ese mar de tristeza, solo nos mantiene operativos y en la superficie, mientras nos preguntamos de forma insistente ¿cómo ser felices?

Aunque tal vez, siempre hemos sido una especie con tendencias depresivas, eso, o ahora somos más capaces de hablar de nuestras emociones, porque de todas las personas que conozco, todas podrían asegurar estar en una depresión, pero ¿por qué?

Acaso tengo que lanzarme a buscar el mapa que nos lleve a todos al lugar secreto dónde se esconde la felicidad, ¿eso tengo que hacer?

O tal vez, cada persona debería mirar en su interior y darse cuenta de esas emociones, analizarlas, identificarlas y sobreponerse a ellas.

Bien, sé que suena al consejo más pendejo del mundo decirle a alguien “no estés triste”, pero finalmente la única forma para dejar de estarlo, es intentarlo, ponerse de pie, hacerse responsable de sus acciones, intentar ser mejor e intentar un paso a la vez, ser felices, como el wey pacheco, que es intensamente feliz, solo por estar vivo.

Tal vez esa es la clave, y todos debemos buscar aquello que nos pone pachecos, tal vez esa es la felicidad, o son sinónimos y ser feliz es un estado muy similar a estar pacheco, en el cual, la vida se siente de una forma exquisita.

Tal vez eso es la felicidad, buscar esa “droga”, en cualquier formato que nos hace ser felices.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More