Cuentos infantiles: La perrita de los guantes blancos

0

Esta es una historia muy especial, de esas que son pocas y cuentan cómo se forja el carácter, lo que significa la amistad y la adaptación que tenemos que experimentar a través de los cambios; esta es la historia de Roxy Foxy, el perrito de los guantes blancos, una pequeña cachorrita que vivió la más grande aventura juntos con sus amigas inseparables, dos bulldogs locas, que no tienen nada en común, únicamente a su amiga Roxy Foxy y una gran curiosidad por descubrir el mundo.

Pero déjame te presento a Roxy Foxy, una pequeña perrita simpática, alegre, de facciones alargadas, de color rojo cobrizo, con matices negros y una mancha blanca en el pecho y en la nariz. Si tuviera que describir a Roxy Foxy, debería decir que ella es como una pequeña zorrita, de cola alargada, pero algo que hace especial a esta perrita son sus patas, todas ellas están cubiertas por un color blanco puro, como si se trataran de elegantes guantes que cubren todas sus patitas.
Ese detalle de elegancia siempre me llamo la atención de esa perrita, una con un gran corazón y una gran necesidad de aventura, la que la hizo explorar el mundo y descubrirse a sí misma y encontrarme a mí, sin embargo esa búsqueda de la aventura, pronto le enseño a Roxy Foxy, que debía ser precavida, cuidadosa y estar alerta a los peligros de una gran ciudad.

Pero Roxy Foxy, no está sola y en sus aventuras la acompañan Grumpy Chu y la Pequeña Lu, dos bulldogcitas chiquitas, pero con un gran temperamento.

Grumpy Chu es algo especial, en edad ella es la más grande de todas además es curiosa, tierna y de buen corazón, pero siempre está enojada, algo que Roxy Foxy y la Pequeña Lu, nunca han entendido y siempre se divierten haciendo enojar a Grumpy Chu, molestándola y jugando con ella, por otro lado la Pequeña Lu es juguetona, saltarina, explosiva y siempre quiere hacer las cosas a su manera.

Estas inseparables amigas un tiempo de la vida estuvieron solas, buscando un compañero de aventuras.

Pero todo comenzó hace algún tiempo, porque las historias que valen la penan contarse, comenzaron a formarse antes de que las imagináramos y esta es la historia de una pequeña perrita, abandonada, triste, solitaria y sin amigos; pero calma, no te entristezcas mucho, esta es una historia que vale la pena escucharse, una historia con un comienzo triste y extraño, un desarrollo interesante y un final muy feliz.

Y Roxy Foxy comenzó su aventura hace mucho tiempo, cuando despertó en el bosque del Ajusco, sola, sin sus hermanos, sin su mamá, simplemente un buen día estaba sola y perdida en ese frio e inhóspito bosque, cercano a la humanidad, alejado de todo.

Ese día comenzó la aventura de Roxy Foxy, pero esa historia te la cuento luego.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More