Cuando se cae Facebook, Instagram y WhatsApp la vida pierde sentido

0

Falló masivo y colectivo en las redes sociales más populares nos hace sentirnos inútiles y sin un propósito en la vida y no es broma.

Lo juro, ayer que se cayó todo en este mundo, lo que importa pues, es decir Face, Instagram y Whats, estaba en plan la vida no tiene sentido y bien dramática pensaba “diosito llévame ya, nada tiene sentido”. Aunque no fuere la gran cosa, y realmente no afectará nuestra vida, la falta de estas redes sociales nos hizo sentir intensamente tontos, frustrados, nerviosos y tensos.

 Porqué, ¿acaso somos adictos?, y necesitamos diariamente nuestros altas dosis de chismes en el TM, conversaciones sin sentido en Whats, así como una intensa necesidad de compartir fotos de nuestros alimentos con desconocidos, ¿será eso?

via GIPHY

Y podrá sonar a una exageración, pero en verdad, yo y muchas personas sufrimos el día de ayer durante esta gran caída, no de una, sino de tres redes sociales, con un estresante tiempo de abstinencia, lo que nos puso un poco, por no decir, MUY, neuróticos, mientras medios noticiosos se limitaban a decir “se cayeron las redes sociales”, mientras todos los que necesitábamos nuestra dosis nos preguntábamos cuando nuestro dealer digital podría proporcionarnos lo que necesitábamos.

Además, es una pregunta totalmente valida la que nos debemos hacer, y en tono serio, acaso cuando se caen las redes sociales, es un pronóstico del apocalipsis, digo, no es por ser alarmista, pero todas las películas de desastres de ese tipo comienzan con fallos colectivos de la tecnología.

via GIPHY

Ahora, lo que resulta muy curioso y tal vez digno de burlas, es que sin redes sociales somos como Homero sin televisión y sin cerveza.

via GIPHY

Es bien curioso, como podemos tener luz funcional, internet activo con acceso a toda la información del mundo, pero la vida sin redes sociales termina siendo un colapso, eso me parece curioso, porque ese terrible sentimiento era el que vivíamos cuando nos quedábamos primero sin luz, luego sin internet y ahora sin redes sociales.

Y ayer que no tenía acceso a subir notas, información, contenidos y fotos me sentía inútil, sin sentido y faltando a mis obligaciones diarias, digo, si tu trabajo es subir cosas a redes sociales, tiene sentido que tengas crisis nerviosas sin tu herramienta de trabajo; pero creo que de forma general todos somos, y mucho, adictos a las redes sociales.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More