Cinco maravillas naturales de Canadá que vale la pena visitar

0

Canadá es una de las joyas de América y uno de los países más seguros y eficientes del mundo. Aunque su clima sea uno de los principales puntos en contra para aquellos que lo tomen como un destino para emigrar, tiene una intensidad de territorio que abarca más de la mitad de Norteamérica y una parte francesa sumamente interesante y rica a nivel cultural. Como mexicanos solo debemos rellenar la solicitud para la visa ETA de Canadá para obtener el permiso para entrar como turistas y poder visitar estos cinco lugares de ensueño:

-Isla Príncipe Eduardo: en francés Île-du-Prince-Édouard, la isla Príncipe Eduardo está situada en el Golfo de San Lorenzo y uno de los lugares menos poblados de todo el país, por eso es ideal para desconectar de todo frente a las espectaculares vistas al Océano Atlántico. Al contrario del resto de Canadá, la isla tiene un clima estable y mucho más amable, registrando una media de -7º en invierno y 19º durante el verano. En Charlottetown, su capital, se siente lo que algunos llaman ‘la verdadera vibra canadiense’.

-Las cataratas del Niágara: chutes du Niagara en francés. Muchos creen que son solo canadienses, pero lo cierto es que las cataratas del Niágara se encuentran en la frontera entre Estados Unidos y Canadá y pertenecen a tanto a Nueva York como a Ontario. Desde que fueron descubierta por los colonizadores europeos, se han vuelto un ícono natural de Canadá y una fuente de energía eco sostenible importante. Sus imponentes vistas tanto en verano como en invierno son una de las maravillas naturales que vale la pena ver en persona.

-Parque nacional Waterton Lakes: Ubicado en Alberta, en la región occidental del país, este parque nacional es otra de las maravillas naturales de las que presume Canadá. Allí puedes descansar entre un paisaje enteramente verde y entrar en contacto con la fauna local, compuesta por alces, osos y demás especies. Aunque su capital es Edmonton, su ciudad más grande y conocida es Calgary, a la que puedes llegar y de ahí explorar la región.

-La bahía de las mareas gigantes: con uno de los paisajes naturales más impactantes del mundo, la Bahía Fundy nace en Maine y presenta una forma de embudo de 80 km de ancho en su entrada. Su agua es poderosamente salada y a medida que nos adentramos en ella vamos encontrando zonas pantanosas y asombrosas formas rocosas con fósiles y formaciones volcánicas. Fundy es una de las zonas canadienses que practica y vive del turismo ecosostenible, así que es un lugar para disfrutar sin hacerle daño a su paisaje.

-El gran Cañón del Nahanni: La UNESCO lo nombró patrimonio de la humanidad en 1978 y no es para menos: esta maravilla natural se encuentra en el Parque Nacional Nahanni, en el río Nahanni Sur, en las Cataratas de Virginia (con una caída el doble de alta que las del Niágara). Bosques de abetos, agua y roca lo convierten en un paraíso para los aventureros y los amantes de la naturaleza.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More