Es por este tipo de chistes recurrentes que amo la serie de televisión Hpw i met your Mother y es que todos conocemos a una Patrice, que puede ser hombre o mujer y cada que habla nos da ganas de gritarle ¡CALLATE, NADIE QUIERE SABER QUE PIENSAS!

Lo sé suena súper extremo, pero a poco nunca te ha pasado que en la oficina, en el salón o en cualquier lugar siempre hay alguien que te resulta extra fastidioso, una persona tan molesta o irritante para ti, que cualquier opinión que ella expresa o genere te resulta aberrante, es más, tal vez nadie es tan extremo como Robin para gritarle a esa persona, pero a mí me ha pasado en un par de ocasiones que terminas diciendo “eso que” en el mejor de los casos.

Pero si lo piensas, parte del proceso de una plática o cualquier conversación es que las personas que están ahí intervengan y expresen su opinión, sin importar que se les haya preguntado o no explícitamente, que esa persona te caiga tan mal y que cada que opine algo te parezca sumamente molesto y termines gritándole NADIE TE PREGUNTO mientras se te salen los ojos es otra cosa.

Todos conocemos a nuestra Patrice que hay que ser honestos, no se hace nada fuera de contexto o tan molesto, pero simplemente no nos cae bien.

1 COMMENT

Leave a Reply