Entonces ahí sí, todos quieren algo contigo, ahora si se dan cuenta que vales la pena y eres algo especial, algo fuera de este mundo.

O sea, eso de tener un blog famoso, muchos seguidores, mucho trabajo y muchas cosas que contar, esas cosas no importaban, bueno ahora si cuentan, ahora que tienes la imagen adecuada. Ahora si se dan cuenta que pudieron tener a una gran chica, pero obviamente se dan cuenta cuando se pierde algo de peso; antes no.

Nadie sabe lo que tiene hasta que baja de peso, jajajajajaja

Ok, aquellos dichos de “nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido”, se me hacen muy ridículos, y es que no entiendo que se tenga que ir alguien o algo para que lo aprecies y lo valores, realmente no, si tienes algo frente a ti, aprovéchalo, no esperes a que se vaya para que lo valores, porque puede ser muy tarde. Y si esa es mi visión en algo tan simple, imagínate ahora lo que pienso de valorar a alguien cuando se puso guapo o guapa, puf, ya sé que vivimos en la era de la superficialidad, pero ese es el colmo de lo frívolo, esperar a que alguien se ponga guaperrimo o guapísima para darte cuenta de lo que dejaste ir, de lo que en este momento podría haber sido tuyo.

¿No se les hace algo ridículo?, hasta que te ves bien, resulta que alguien quiere contigo, pero wey, hello, si ya tienes la imagen correcta para que esa persona se dé cuenta que perdió a lo mejor de su vida, jajajajaja, bueno unas rayitas menos, pues como que esa persona no vale mucho la pena.

Que te quieran por lo de adentro, no por cómo te ves, que bien, eso cuenta y sobre todo para ciertas personas, pero que eso sea un paquete y no la única cosa que te ayuda a decidirte sobre a quién debes querer.

Todo un paquete, dentro de la misma persona, así que lo bueno de conocer a alguien nuevo es que puedes tener el beneficio de la duda, de que es lo que te vio o cual fue el factor definitivo; pero cuando alguien que ya conociste descubre que eres el amor de su vida o que necesita salir contigo, no más porque te ves bien, wey, eso es un jodido chiste.

A lo largo de los años, de la vida, uno conoce muchas personas, algunas impactan, otras no, pero en ese proceso algunos o algunas de las que conoces, te gustan, lo suficiente como para ver si puede darse algo, no sabes que, sólo tienes la curiosidad de salir con esa persona; pero hay de ti si no cumples con los estándares de esa persona, porque vas a pasar un mal rato intentando lograr algo que nunca, nunca va a pasar, o bueno, no va a pasar con tu forma actual, necesitas salir del capullo y perder algunos kilos, para que los demás descubran que siempre si quieren algo contigo.

Lo que más les puede a esa personas, es darse cuenta de lo que perdieron, lo que creen que sería suyo en este momento y te dicen, hey regresa a mí, dame una oportunidad, eres genial, hagamos lo que quieras.

Porque la gente no sabe a quién quiere hasta que se pone guapo/a.

Y de ello puedo dar testimonió fiel, es más, ahora la forma en la que me escanean en la calle es diferente, primero y rápidamente me ven la cara, viendo que es algo bello pasan al siguiente factor, cuerpo, para escanearme en menos de dos segundos y ver si estoy bien, después de eso, ahora sí, pueden sonreírme intentando que yo sonría de vuelta, el problema es que nunca lo haré, porque fui consciente de ese escaneo visual que me hicieron, como si yo fuera algo.
Que hubiera sido muy diferente si únicamente me hubieran visto el rostro para sonreírme, ahí sí, yo respondo esa cortesía con una similar.

Pero vaya, no son únicamente los desconocidos los que aprecian un cuerpo en forma, sino todos tus conocidos, aquellos que nunca se dignaron a verte de forma sería, porque obvió tenía unos kilitos de más, pero no más los pierdes, y ahí es cuando aplica el dicho, nadie sabe lo que tiene hasta que baja de peso.

Neta es ridículo, chavos que no me dieron una oportunidad en su momento, resulta que ahora sí, me van a dar mi segundo chance, jajajajajajaja o mejor dicho sería MUAJAJAJAJAJAJAJA.

Leave a Reply