¿A favor o en contra?

Existen muchas opiniones en cuanto a lo que se refiere al uso de la lencería para estimular la vida sexual de una pareja, si bien existen muchas personas conservadoras que aseguran que este tipo de recursos es inadecuado o tal vez inmoral, algo que no se puede negar es que para muchas personas es un recurso infalible para la hora de estar en la cama.

Una estupenda técnica de toda seducción masculina, es el uso de este elemento a favor femenino, para despertar todo tipo de pasiones y deseos ocultos; se imaginan seducir a alguien con calzones de abuelita o ropa que corte la inspiración sexual, mmmmmm, es imposible pensar en seducción sin este tipo de vestimenta intima que despierta la atención e interés de todo hombre.

La lencería es el nombre que se usa para la ropa de cama, algunos catalogan en este sentido a la ropa interior, pero siendo más precisos la lencería es ropa de dormitorio para dormitorio. Bien ahora las mujeres pueden portar la lencería a cualquier hora y bajo la ropa para sentirse sexy´s, elegantes y muy femeninas; es por excelencia que la lencería este llena de encajes y bordados bellamente tejidos. Normalmente el termino lencería era aplicado para la ropa íntima femenina pero en los años noventas el termino se extendió y actualmente la lencería también se puede encontrar en versiones masculinas.

¿Qué prendas son lencería?, como te decía hace un rato es un término bastante amplio y aplica a todos aquellos elementos que cubran tu intimidad, y las tangas, bottoms, camisones, corsés, ligas, ligueros, medias, pantis, bras todos ellos son considerados lencerías, estas son prendas esenciales en el juego de la seducción y el romance.

Más allá de lo que puedas pensar sobre la moda de la lencería o portar estas prendas para sentirte sexy, todas estas prendas son parte esencial de la seducción para iniciar la atracción, para despertar la pasión y para aumentar el nivel de excitación en tu pareja, hombres o mujeres el deseo empieza con la imaginación y sentir que tu pareja te desea o te es increíblemente atractiva, y para eso se creó la lencería, es más, creo que el termino ya se apodero de nuestra mente que incluso al ver este tipo de ropa sin que este puesta en nuestra pareja despierta la libido y el deseo sexual, tan poderosa es esta herramienta.

Habrá quien le gusten los neglilles, hay quienes prefieren las tangas o quien les guste la lencería tradicional de encaje, se vale de todo, lo único que no se vale es presentarse al juego de la seducción en ropa interior común y corriente, no sé, para mí es como presentarse a un examen si estudiar.

Para los hombres la experiencia sexual es totalmente diferente de las mujeres, esta experiencia comienza de la vista, en la que el deseo se traduce de mil maneras y para despertarlo el sentido visual es la mejor herramienta.

El mundo de la ropa interior, más específicamente la lencería es un mundo inmenso, en el que las parejas tienen que sumergirse, es más, ahora hasta ropa interior comestible existe, supongo que nada más excitante a que tu pareja se coma tu ropa y te deje totalmente expuesto o expuesta.

Y ya entrados en el tema, también me gustaría recomendarle al lector masculino que también pruebe este tipo de ropa interior se sorprenderán de lo cómoda que es, además una excelente excusa para modelarle a su pareja su nueva adquisición.

Leave a Reply