Ilusiones, engaños de la mente

0

ilusiones

Es diferente lo que uno cree, a lo que se obliga a ver

¿Alguna vez has cuestionado lo que ven tus ojos?, o mejor aún, ¿alguna vez te has preguntado si lo que crees es lo que realmente viste, lo que realmente está pasando?

Es bien sabido por todos nosotros que la mente suele engañarnos y que las ilusiones son lo único constante y real; este mundo, todo, está hecho y elaborado a través de fabricadas ilusiones que crea nuestro entorno, que crean las personas a nuestro alrededor y por supuesto, las ilusiones que nosotros creamos o tal vez elegimos ver, para sentirnos cómodos y no entrar en conflictos emocionales. Nosotros mismos creamos muchas de las ilusiones que creemos ciertas.

Estudios científicos se han dado a la tarea de descubrir lo que vemos, lo que el cerebro procesa y la información que entiende de nuestro entorno, lo real de lo imaginario. Bien, poseemos el cerebro más evolucionado de todas las especies del planeta pero no lo usamos a su máxima capacidad. Es más, muchos dicen el uso del cerebro llega al 5%, es por ello que la información a la que somos expuestos siempre es susceptible de engaños, porque nuestra gran y perfecta maquinaria fue hecha para ello.

Un hecho científicamente comprobado, el ojo humano y la atención solo pueden enfocarse en una cosa, eliminando de la información mental que procesamos las demás cosas, de esa manera se crean ilusiones que nuestro cerebro cree y entiende como reales, porque se enfoca a procesar una pequeña parte del código de información visual al que estamos expuestos.

Toda esta fascinación de los trucos, las ilusiones, los engaños y la habilidad para engañar a nuestra mente ha sido altamente explotada por espectáculos de entretenimiento, entre ellos las personas más hábiles engañando a la mente han sido los magos. Que por cierto, NatGeo creo una serie de televisión enfocada a develar esas ilusiones y como afectan a nuestra mente, una serie titulada “Juegos mentales”, en la que se explica de forma detallada como es que creemos y entendemos estas ilusiones como ciertas.

Pero el fenómeno de las ilusiones no solo se queda en trucos de magia con cartas o fenómenos ópticos; las ilusiones nos persiguen día a día en todas nuestras relaciones, en las cosas que vemos, en las cosas que creemos ciertas.

Eso me hace pensar en la veracidad que tienen las cosas que en mi mente son ciertas, las cosas que creo y todas y cada una de las relaciones que tengo; que tal, solo que tal si alguna de ellas no es más que una estupenda ilusión de mi mente, una que quiero creer.

Acaso hay alguna diferencia tangible y real entre lo que veo y lo que realmente existe, acaso será que yo de forma consciente me obligo a ver algo para entonces creer en ello, sin importar si sea bueno o malo, acaso existe diferencia alguna entre lo que creo, entre lo que me obligo a ver de lo que es cierto y real.

Eso me deja pensando mucho en las ilusiones y su extraño efecto en nosotros.

Leave a Reply