Amor no juegues juegos, se tú mismo

0

Esto del amor es todo un tema, uno en el que siempre salen las complicaciones, las creencias (valga la redundancia) de lo que creemos debe ser y cómo debe llevarse una relación romántica, y todos siempre tienen algo que decir, aunque a decir verdad nadie es experto y entonces la suma de nuestras experiencias colectivas es lo que nos dice el cómo se lleva una relación. Además, con tantas historias románticas inundando la televisión, el cine y los libros, creemos que de tanto ver como es el amor, como se hace una relación, podemos acercarnos a la mejor manera para tener un noviazgo, un matrimonio, una relación de pareja, un free o lo que sea de una forma experta.

Pero qué tan ciertas son esas locas teorías y en la práctica, qué tanto funciona eso que vemos, acaso es cierto lo que dicen algunos y que la clave para tener una relación funcional es NO CLAVARTE, aunque definitivamente esa no es la clave para una relación, pero hay que aceptarlo, si funciona para sufrir la menor cantidad de daños posibles en ese proceso.

Bien, creo que hay muchas personas, hombres y mujeres, que han aprendido a sobrevivir al amor tratando de no involucrarse; ya sabes, personas que entienden que para salir ilesos o con la menor cantidad de daños posibles, a la loca experiencia de enamorarse, es no acercarse mucho a las personas, es no querer demasiado así como un montón de reglas en las que el amor se trata de un juego de poder, en el que los involucrados están en un estire y afloje, tratando de no querer, tratando de no ceder y tratando de no comprometerse, para que la otra persona no le lastime.

Y así tenemos muchas personas, que no creen en el amor, que son medio cínicos y lo único en lo que creen, son las relaciones casuales sin compromiso, andar con muchas personas, sin compromiso y así, pueden llevar una vida feliz, sin sufrir por culpa del amor y las relaciones.

Entonces viene la otra duda, ¿amar significa sufrir?, pues, propiamente no es que estar enamorado signifique un martirio y te vayan a canonizar por enamorarte de alguien y seas el próximo santo de tu era; no, el amor no debería doler, amar a alguien no debería ser sinónimo de sufrir, enamorarse no significa armarte con un montón de pañuelos; pero si hay que saber que estar enamorado, tiene ciertos inconvenientes y que aquellas personas que más nos quieren y a las que más amamos, son ellas las que invariablemente un día van a lastimarnos.

Porque son las personas que están cercanas a nosotros, las que con la convivencia diaria, las frustraciones de la vida y las peleas, son aquellas que nos van a lastimar despiadadamente, a veces con intención y otras sin ella, ese es un hecho del cual hay que estar conscientes, eso va a pasar, así son las relaciones, y como dice el sabio Bob Marley, aplicando esto a hombres y mujeres, claro está:

Si ella es increíble no será fácil, si ella es fácil no será increíble.
Si ella vale la pena no te rendirás. Si te rindes no eres digno…
La verdad es que todo el mundo te va a herir, sólo tienes que encontrar aquellos por los que vale la pena sufrir…

Porque eso es la vida, es una suma constante de ilusiones y desilusiones, de expectativas versus realidad, y no para no salir herido, te la pasas jugando juegos, poniéndote reglas para no enamorarte y buscando el poder de quien quiere menos y quien se compromete más.

No sé porqué, pero en la actualidad muchas personas piensan en el amor como un juego y con muchas reglas, repito, hombres y mujeres, buscan su supervivencia al amor.

Esto se me quedó grabado, porque el otro día que estaba viendo una comedia romántica, y el chico romantico empedernido de la serie, ya estaba harto de fracasar, ya estaba harto de dar su corazón sin ningún resultado, ya estaba harto de asustar a las chicas por su mejor atributo, ser romántico, así que decidido a deshacerse de lo mejor de sí, de eso que lo hacía único, para ya no cagarla, fue con su amigo el Don Juan, ese que tiene un juego y una regla para cada chica, y con súplicas le pedía que le dijera la clave para ganar el juego y por fin ser feliz, con una relación estable.

Obvio, era una serie, pero respondió algo que me pareció muy acertado y le dijo que no debía jugar ningun juego, que la única cosa en el mundo que le haría encontrar el amor, era ser el mismo, que la clave para encontrar a alguien que le quisiera era ser el mismo, sin juegos.

Amor no juegues juegos, se tú mismo

Eso es algo para pensarse, si deberíamos sacrificar nuestra mejor característica, aquello que nos hace únicos y diferentes, para ser más del montón.

Amar no es jugar, amar es aceptar, aunque suene cursi, bueno, por lo menos eso creo yo.

Y si piensas que hacer eso que te hace unico, ser un romántico/a y amar intensamente, es un error y una pendejada; la pendejada no está en ti, sino en la otra persona, que no pudo apreciar eso que te hacía único.

Sonará a cliché, pero algún día encontrarás a esa persona, que ame todas tus pendejadas, todos tus errores, todos tus defectos y los apreciará, en vez de jugar juegos, solo deberías intentar ser feliz.

Por lo menos eso creo yo.

Leave a Reply