A un tuit de distancia

0

Cualquiera en este mundo esta tan cerca de ti, tanto que lo único que necesitas es tuitear.

Se han fijado como la distancia se ha acortado terriblemente, ahora cualquier persona está a un solo tuit de distancia, tan cerca y tan lejos que eso me sorprende.
Bien creo yo que eso debería alegrarnos, el estar presente o tan cerca de alguien es algo que ni siquiera Isaac Asimov hubiera imaginado hace unas cuantas décadas, pero hoy es algo real; y no solo estamos cerca, sino que al mismo tiempo estamos lejos, si lo tratara de explicar algún personaje de Plaza Sésamo, seguro le estallaría la cabeza, tratando de entender como lejos significa cerca y como estando cerca, se puede estar lejos.

Bien en todo esto de la tecnología acortando distancia existe todo un debate, por supuesto en contra y a favor; están quienes consideran una gran maldición a la sociedad de personas dependientes de los móviles, pero el día de ayer, justamente cuando nacía una nueva amistad descubrí que solo estoy a un tuit de distancia, parece nada, ¿verdad?

Pero un tuit de distancia lo es todo, el día de ayer cuando un nuevo amigo me decía que estábamos tan cerca, a solo un tuit de distancia, me quede pensando en esa frase durante horas, más de las que quisiera admitir; porque esa pequeña frase de pocas palabras eran como ecos:

UN TUIT DE DISTANCIA, que no dejaba de reproducirse, pero ¿por qué?, pues bien me puse a pensar que ahora todos están muy cerca de mí, TODOS, incluso si viven en Michigan, en Londres o en otro país lejano, tan lejano que ni siquiera he escuchado hablar de él, ya no nos separan fronteras, lenguaje, idiomas, aviones o fronteras, ahora nos separan tuits.

Pero que pasa detrás de la magia de los tuits, y no son solo los tuis y cualquier chat, correo o mensaje en línea es la única frontera que nos separa de las personas; pero me pregunto, porque la siguiente frontera de las nuevas civilizaciones son los tuits o los mensajeros en línea, que paso con aquellos locos y lejanos días en los que las personas estaban a un café de distancia, a una llamada telefónica, que paso con aquellos días cuando las personas estaban a una acción de nosotros, para encontrarnos de forma física, para saludarnos, para tener esa interacción física y real, esa que ni siquiera la realidad aumentada puede sustituir, que paso con los días en los que los tuits no eran suficientes o más bien no eran nada, que paso con los días en los que los amigos, pasaban horas y horas platicando en el mismo lugar.

¿Qué paso?

Supongo que si yo también intentará explicar que paso, en plan Plaza Sésamo, también me explotaría la cabeza, solo nos queda entender que la tecnología cambio nuestra vida, que los tuits reemplazaron de formas que nunca hubiéramos imaginado nuestras formas de interactuar.

Tal vez sea para bien y mejor, que estemos a un click de distancia, pero eso no significa que me de nostalgia cuando estaba a un café de distancia, cuando una compañía significaba horas y horas de cercanía, de contacto.

Supongo que tengo que ser lo suficientemente inteligente para adaptarme a las nuevas distancias y sacarles provecho, entender que ahora cualquier persona esta tan lejos de mi o tan cerca como yo lo quiera.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More