Feliz año nuevo 2018

0

Si hay un día del año, que está hecho para ponernos en modo introspectivo y filosófico, es por supuesto siempre, el 31 de diciembre, de cada año, que nos hace pensar y evaluar lo que fue la vida, durante ese periodo de tiempo y que fue lo que se hizo de forma personal durante esos 365 días.

De hecho, esta conciencia colectiva de resumir el año en números, es tan fuerte, que todos resumen un año de vida en tops, sí, mi top de películas favoritas, el top de las mejores películas del año, el top de las mejores canciones, el top de apps, en fin, un año termina resumiéndose en conteos de 10 cosas, me pregunto, cómo puede reducirse un año de experiencias, buenas y malas por supuesto, a un conteo regresivo de las 10 mejores/peores cosas, en serio, ¿cómo?

Ahora, tal vez suene cursi, pero que paso con eso de que la vida se mide por momentos, mmmmm, supongo que esa es una métrica fuera de moda y lo de ahora, son las listas con lo que sucedió para hablar de ello de forma exprés.

Bueno, quien soy yo para juzgar y mientras funcione y las personas tengan en mente, lo que hicieron en el año, supongo que está bien.
Creo que el gran panorama, siempre termina siendo entrar en modo de reflexión, sin importar como se haga.

Y hablando de años, la opinión colectiva es que este 2017 que nos deja, fue muy malo, y sí, obvio, hubieron cosas muy malas y situaciones muy difíciles de forma personal y general, todos este año experimentamos las malas jugadas del 2017 que incluyeron terremotos y muchas pérdidas personales, pero, lamentablemente así es la vida, así son todos los años, así es el proceso de vivir, una loca montaña rusa que sube y baja tan rápido, que en el proceso te mareas y te dan ganas de vomitar, pero así es la vida, así es cada día de nuestra existencia, así que, dejemos de culpar a un año, dejemos de pensar que el 2018 será peor o mejor, y en vez de eso, concentrémonos en vivir, y estar preparados para esta nueva montaña rusa que estamos a punto de montar, con vueltas vertiginosas y bajadas tan espectaculares que solo esas, pueden anteceder a subidas muy altas.

Hay que recordar, que así es la vida, y en vez de ver este gran panorama como un año nuevo por venir, uno complicado, qué te parece si lo afrontas un día a la vez, y disfrutas cada subida y sufres, pero aprendes de cada bajón.

Finalmente, eso es la vida, finalmente eso nos depara el 2018, muchas subidas y muchas bajadas, solo queda disfrutarlo, sin sufrir y sin esperar lo peor para este año que llega.

Lo que quiero decir, de forma muy poco elocuente y muy rebuscada, es que dejes de pelear, sufrir y prepararte para lo inesperado, lo único que podemos hacer, es cada día, cada momento, cada segundo, vivirlo al máximo y recordar siempre, que el fracaso es un gran maestro que nos prepara para el éxito.

Así que, por favor dejen de ver con pesimismo o un positivismo fanático al 2018, que finalmente, no se reduce a un conteo de las 10 mejores o peores cosas, sino serán 365 días con sus respectivos segundos y horas, para hacer lo único que sabemos hacer, y es vivir.

Ese es mi mensaje de Año Nuevo de este año, deja de pensar en el futuro, no te quedes en el pasado y vive cada día, disfrutando las tonterías, pendejadas y pequeñeces que ese día en particular trae consigo.

Yo sé, la vida puede ser una mierda, pero también, puede no serlo y todo depende, no del conteo de cosas que suceden, sino de cómo abordas esas vivencias.

Deja de preocuparte porque será el 2018, y mejor enfoca esa energía en vivir el 2018 que tú quieres.

Feliz 2018

Para que sigamos compartiendo aventuras y viviendo experiencias únicas.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More