Cómo cambiar de región en nuestros juegos en línea favoritos

0

Casi cualquier juego que se precie ofrece un modo de juego en línea, ya no es cuestión solo de los clásicos MMORPG, todo juego que se precie necesita un buen modo online para ser un juego redondo.

Como ya sabrás, la mayor parte de los servicios online no tienen un único servidor, sino que se dividen en multitud de servidores divididos habitualmente en regiones. Es bastante típico que los servidores se dividan en algo así como Norteamérica, Latinoamérica, Europa, Asia y África. Normalmente querremos jugar en el servidor más cercano a nuestra ubicación (por latencia, por afinidad geográfica, por idioma). Pero, hay circunstancias en las que es posible que nos interese jugar desde otra ubicación distinta a la nuestra.

Por ejemplo, hay juegos restringidos según la ubicación, este puede ser el caso de juegos disponibles solo para determinadas ubicaciones geográficas, algo bastante común en juegos que solo se distribuyen en Corea del sur o Japón o que se distribuyen bajo licencia y dejaron de operar en tu región.

También puedes sufrir bloqueos de IP. Tu dirección IP o el rango de direcciones IP de tu proveedor pueden estar bloqueados por los servidores del juego. En este caso será necesario cambiar la dirección IP desde la que se realiza la conexión, para poder acceder al juego.

En algunos casos tendremos bloqueado el servicio en movilidad, ya que algunas plataformas bloquean servicios de acceso o de pago a aquellos usuarios que se conectan desde una ubicación distinta a la ubicación registrada, tal es el caso por ejemplo de Steam o de Humble Bundle.

Puede que queramos jugar a juegos que aún no se hayan estrenado en tu país. Algunos juegos, especialmente fases Alpha y fases Beta de estos, se lanzan en una ubicación geográfica determinada meses antes de su lanzamiento mundial. Para tener acceso temprano a estos juegos es necesario estar en la zona geográfica designada.

O simplemente puede que queramos acceder a servidores de juego de otras regiones. ya sea porque queramos jugar con amigos de regiones distintas a las nuestras o porque seamos de aquellas personas que juegan en horas en las que en nuestra región hay poca actividad o incluso porque el nivel en otras regiones sea más adecuado al nuestro o porque aquella región acabe de abrir y eso nos dé la oportunidad de hacernos un hueco entre los mejores jugadores de la región.

Sea cual sea la razón, existen dos formas en las que puedes evitar este tipo de limitaciones, en primer lugar, el uso de proxies, y en segundo lugar el uso de VPNs.

No vamos a entrar en detalles sobre qué es una VPN o qué es un proxy, a diferencia de un proxy, una VPN introduce un nivel adicional de seguridad al encriptar todo el tráfico de extremo a extremo, lo que evita que pueda inyectarse código malicioso, cosa que es más difícil de garantizar en un servidor proxy. Además, nos proporcionará protección frente a ataques de denegación de servicio (DDoS). Aunque parezca mentira, en juegos competitivos no es raro que el equipo contrario juegue sucio acosando tu IP con ataques de denegación de servicio, muchas VPN podrán protegerte contra ellos. También nos protegerá frente a hackers y fisgones. Puede ser un riesgo de seguridad estar conectado a un juego durante mucho tiempo. La encriptación y la ocultación de IP que ofrecen las VPN te ayudarán a mantenerte a salvo.

Conclusión

Aunque teóricamente siempre va a ser mejor estar más cerca de la ubicación física del servidor al que pretendemos conectarnos, hemos visto que hay multitud de casos en los que puede ser deseable conectarnos a través de una ubicación de terceros, preferiblemente a través de una VPN. El uso de una VPN nos va a dar una serie de funcionalidades extra además de cambiar nuestra ubicación geográfica, también hemos visto qué características tiene que tener una VPN para que resuelva todos nuestros problemas.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More